• raqueta
  • 25 de Mar, 2022

Head se despide de Ashleigh Barty

Head se despide de Ashleigh Barty

Hace unos días, Ashleigh Barty sorprendió al mundo del deporte con el anuncio de que, a los 25 años y siendo la vigente campeona de Wimbledon y del Abierto de Australia, se retira del tenis profesional para perseguir otros sueños.

"Estamos muy tristes por la pérdida de Ash, tanto del grupo de atletas de élite de HEAD como de la escena del tenis mundial", comenta Thomas Bischof, director de jugadores profesionales y gestión de pruebas de productos de HEAD. "Respetamos plenamente su decisión y le deseamos toda la felicidad en el futuro, pero la echaremos de menos", añade.

Tras realizar una carrera en la que ha ganado tres títulos individuales de Grand Slam en tres superficies diferentes, así como un torneo de dobles femenino y un torneo individual junior, la jugadora de Queensland (Australia), que ha jugado toda su carrera profesional con una raqueta HEAD en las manos, se retira en lo más alto de la clasificación mundial.

"Echaremos de menos su hermoso revés. Echaremos de menos su competitividad. Echaremos de menos el hecho de que demuestre que no hace falta medir al menos 1,80 para ser la mejor del mundo del tenis actual. Pero, sobre todo, la echaremos de menos como un maravilloso ser humano, en particular, por el ejemplo que siempre dio en la derrota y en la victoria", señala Bischof.

Barty, que ganó el Abierto de Francia en 2019, Wimbledon en 2021 y el Abierto de Australia en 2022, convirtiéndose en la primera australiana en ganar un título individual del Abierto de Australia en 44 años, ocupó el primer puesto de la clasificación mundial en junio de 2019 y desde entonces solo ha estado fuera de la cima durante cuatro semanas.

Formando parte del programa junior del Team HEAD, también fue campeona junior de Wimbledon en 2011 y ganó el dobles femenino del US Open de 2018 con CoCo Vandeweghe. Además, fue subcampeona con Casey Dellacqua en tres majors del cuadro principal de dobles femenino: el Open de Australia y Wimbledon en 2013, y Roland Garros en 2017.

"¡Gracias, Ash! Siempre serás una fuente de grandes recuerdos, y seguirás siendo un modelo a seguir para todos, especialmente para las chicas", concluye Bischof.

Si quieres compartir...