• raqueta
  • 18 de Dic, 2020

Head apuesta por la jugabilidad en su nueva línea Zephyr

Ligereza, jugabilidad, comodidad y fácil manejo, parece que la nueva familia de palas Zephyr lo tiene todo. Hablamos de un modelo de gran control y precisión, que cuenta siempre con un diseño increíble, tanto es así que le ha valido innumerables halagos a lo largo de los años, empezando por su primera edición en 2009.

La principal diferencia con los modelos predecesores es la incorporación de la tecnología Graphene 360 que consigue energía amplificada. ¿Y cómo lo consigue exactamente? El Graphene 360 se coloca estratégicamente en el corazón y en el marco de la pala con lo que genera una óptima estabilidad y mayor transferencia de la energía para maximizar la potencia.

Al igual que sus antecesores, el modelo femenino Graphene 360 Zephyr es un referente en cuanto a elegancia, harmonía y una siempre perfecta combinación de colores. Además, su forma redonda permite un control perfecto y consta de la tecnología Graphene 360 en el marco para más potencia y goma blanda Power Foam para ampliar el punto dulce, facilitando el juego al máximo. Con 345 gramos de peso continúa siendo uno de nuestros modelos más ligeros.

Llegados a este punto y teniendo en cuenta la ligereza de esta pala, la nueva familia Zephyr se expande con otros dos modelos para adecuarse a las necesidades de todo tipo de jugadores. De modo que a la GRAPHENE 360 ZEPHYR se le suman la GRAPHENE 360 ZEPHYR PRO y GRAPHENE 360 ZEPHYR UL.

La Graphene 360 Zephyr Pro cuenta con un peso de 365 gramos repartidos por toda su superficie para el jugador que busca un añadido, además de toque y comodidad. Su forma redonda unida a la tecnología Graphene 360 aportan las mejores sensaciones de control y comodidad. Y ahí no queda la cosa, ya que el protector integrado hará que esta pala te acompañe en la pista aún más tiempo.

Si tu juego se adapta mejor a una pala ligera, no hay mejor opción que la novedosa Graphene 360 Zephyr UltraLight. Con un peso de tan sólo 340 gramos, este modelo completa la familia Zephyr y es uno de los más ligeros del mercado. Consta de Graphene 360 y de goma blanda Power Foam para conseguir un máximo confort y una gran tolerancia a los golpes descentrados. Ideal para jugadores que necesitan poco peso y como paso intermedio de los pequeños jugadores que pasan de una pala junior a una de adulto.

La nueva serie de palas Zephyr será con toda seguridad el foco de todas las miradas gracias a su diseño técnico y funcionalidad.

Si quieres compartir...