• raqueta
  • 13 de Oct, 2020

Babolat y Nadal hacen historia en Roland Garros

Babolat y Nadal hacen historia en Roland Garros

Rafa Nadal no tenía más que 10 años cuando Babolat se fijó en él en su club de Manacor en Mallorca (España). Han pasado 24 años desde entonces. 24 años de proximidad, de escucha mutua, de construir juntos para lograr el máximo rendimiento. Desde la Babolat Soft Drive que utilizaba de pequeño, a la Babolat Pure Aero que le ha acompañado en este 20º triunfo, pasando por la Babolat Pure Drive, Rafael Nadal siempre ha tenido una raqueta de tenis Babolat en la mano.

“Acompañar a un jugador, es equiparlo con buen material. El éxito de una relación a largo plazo reside en nuestra capacidad de escuchar y comprendernos, anticipando a la vez la evolución del juego y los gestos”, declara Eric Babolat, Presidente del grupo que porta su nombre. Gracias a este trabajo de observación, Babolat ha elaborado los marcos de las raquetas Aero, concebidas para favorecer un poderoso liftado y adoptadas por Rafa desde 2004, convirtiéndose inmediatamente en una temible arma para desconcertar a los adversarios.

Desde entonces, las victorias se han ido encadenando… Desde el primer Roland-Garros en 2005 a los 19 años, hasta su 20º título en Grand Slam 15 años más tarde. No debemos olvidar el motor de la raqueta: el cordaje. Gracias a este mismo trabajo de colaboración, Babolat ha desarrollado un nuevo cordaje dedicado al liftado (spin): el RPM Blast, que fue adoptado por Rafa tras una sola prueba y ha contribuido ampliamente a su éxito frente a otros jugadores. El Servicio de Competición de Babolat, en estrecha colaboración con el campeón, siempre ha intentado acompañar de la mejor manera posible la evolución de sus necesidades y de su juego. Así, a petición del “ Rey de la tierra batida”, se han añadido algunos gramos a la cabeza de la raqueta con el objetivo de acentuar el efecto “ martillo”, dicho de otra manera, la potencia.

“Qué alegría y qué orgullo ver a Rafa levantar este 20º trofeo, considerando además las condiciones tan particulares en las que se ha celebrado el torneo este año. Es ante todo la consagración del duro trabajo de un campeón excepcional, y también el resultado de una colaboración íntegra e inquebrantable durante todos estos años que nos lleva a reinventar juntos el material con el fin de mejorar el rendimiento sin cesar”, declara Eric Babolat.

Si quieres compartir...