• outdoor
  • 15 de Feb, 2021

El outdoor europeo cerró 2020 con un auge del 3,7% y arranca 2021 con optimismo

Durante la primera mitad de 2020, el European Outdoor Group (EOG), dentro de su programa de informes sobre el universo outdoor, realizó una encuesta entre sus miembros para conocer cómo la pandemia estaba afectando a las empresas. Estos datos sirvieron al grupo para tener una idea más o menos clara de cómo el segmento se vio afectado en una época clave.

Las respuestas demostraron que marzo y abril fueron los meses más complejos, con caídas de hasta el 83% interanual. Sin embargo, durante la segunda mitad del año, las empresas empezaron a recuperar parte del terreno perdido, y aunque hubo menos producción, la que se llevó a cabo se agotó. Publicado durante el verano de 2020, el informe State of Trade valoró el sector outdoor, en aquel instante, en 5,8 mil millones de euros (ventas sell-in), siendo el textil y el calzado los dos grandes motores de este universo. En unidades, el informe estimó unas ventas totales de 227 millones de productos.

En cuanto al sell-out, evidentemente la pandemia también afectó considerablemente al universo del outdoor, pero a pesar de que el primer semestre fue bastante malo, sobre todo por el cierre de los comercios físicos, el outdoor consiguió cerrar 2020 con cifras positivas, con un crecimiento del 3,7% respecto a 2019 (año en el que se había logrado uno de los repuntes más importantes de los últimos años, con un crecmiento del 12%)

Este 2021 arranca con optimismo, y el EOG ya ha empezado la recopilación de datos -mensualmente- para confirmar que este optimismo se traduce en crecimiento. El EOG organizará un seminario web gratuito con más detalles sobre este Informe comparativo de minoristas al aire libre el jueves 25 de febrero.(https://zoom.us/meeting/register/tJUkdeupqjotGtyo7oiJDzVzYH_CS1ApaTIk.)

2020, un año complejo
La encuesta que hace referencia a cómo las empresas han cerrado 2020 deja claro que el pasado año fue un ejercicio muy complejo. Durante 2020, el 66% de los encuestados declaró que las ventas sell-in habían disminuido (el 27% afirmó haber crecido) y el 58% señaló que el sell-out se contajo (un 38% reportó mejores resultados). Analizando estos datos con más detalle, las categorçias de textil, calzado y equipaje fueron las más afectados en comparación con el material duro y los accesorios.

Los miembros del EOG remarcaron, en la encuesta, los grandes desafíos a los que se enfrentó la industria debido a la pandemia, pero también destacaron algunas oportunidades. Los desafíos incluyeron el impacto de los cierres de las tiendas y las dificultades de adaptarse al teletrabajo. En términos de problemas de stock, hubo exceso de oferta en algunos mercados y falta de oferta en otros. Los cambios positivos que se identificaron incluyeron una aceleración en la adopción de la digitalización y un aumento en el número de ciudadanos que se apostaron por el outdoor como actividad de ocio. De cara al futuro, el optimismo es considerable, con un 68% anticipando que el sell-in crecerá un 10% o más en comparación con 2020. El 69% espera un crecimiento similar en cuanto al sell-out.

Pauline Shepherd, jefa de investigación de mercado de EOG, comenta: “en general la industria del outdoor ha demostrado una gran capacidad de recuperación y hay una sensación general de que el sector saldrá de la crisis más fuerte, con nuevos clientes disfrutando del aire libre”.

Si quieres compartir...