• outdoor
  • 09 de Dic, 2020

La Sportiva presenta sus nuevas Vega

El esquí de travesía en nuestras montañas suele ser un deporte íntimamente relacionado a las ideas de ligereza y sencillez. Los productos minimalistas suelen ser los preferidos de aquellos que buscan subir y bajar esquiando, y las botas y los esquís de competición o de light touring abundan en las nieves más bien duras y relativamente poco abundantes de nuestros Pirineos, montes béticos u otras sierras de la península. Pero de vez en cuando cae un paquetón, y entonces nos quedamos cortos de diversión.

Y precisamente pensando en el máximo disfrute en cualquier tipo de nieves, La Sportiva ha diseñado un nuevo modelo de bota de esquí de montaña tomando una fuerte inspiración en el freestyle. Para todos aquellos a los que lo que más les importa es disfrutar de la bajada con control, seguridad y potencia, las Vega son su nuevo must have.

Se han diseñado según el sistema de 4 ganchos, que garantiza la máxima fija-ción al pie del esquiador ofreciendo sensaciones propias de una bota de freestyle o de esquí de pista. Gracias a su sistema de bloqueo patentado Vertebra Tech-nology™ reforzado con carbono, los ganchos forman parte de la estructura de la bota y facilitan la transmisión de la potencia en bajada con la máxima seguridad y comodidad; los giros se transmiten al esquí con precisión y equilibrio, siem-pre con la máxima estabilidad y firmeza. Además, incorpora un Power Strap de velcro que permite apretar aún más la caña contra la pierna para las bajadas más exigentes. Acompañadas con un buen esquí amplio y estable de free o freetouring, ninguna nieve se resiste a estas botas.

Pero la gracia de las Vega es que no dejan de ser unas botas de La Sportiva, marca que siempre aboga por la ligereza y la sensación de libertad, y sus altas prestaciones en bajada van combinadas a un bajo peso y una movilidad poco usuales en unas botas de estas características. Gracias a la construcción en Grilamid® Carbon Renforced, la bota conserva unas muy buenas calidades de robustez y resistencia sin disparar su peso: en la talla 27,5, medio par pesa 1400 gramos. Además, la caña se puede liberar permitiendo un rango de hasta 60º, y esto junto al rocker acentuado y a la suela Vibram® integral hace que las Vega sean unas muy buenas botas caminadoras para los terrenos más peliagudos y técnicos donde no se puede progresar con esquís. En conclusión: prácticas y polivalentes para subir, cómodas y seguras para bajar.

La bota Vega existe en modelo de hombre – Vega Man – y de mujer – Vega Woman –. Ambas siguen un diseño y una estructura muy similares, pero el mo-delo de mujer se adapta a la anatomía femenina con una caña ligeramente más baja y un aumento de la protección térmica en la zona del pie.

En definitiva: unas buenas botas bajadoras para todo tipo de nieves no tienen porqué estar reñidas con la ligereza y la movilidad que se acostumbra a buscar en nuestras montañas. Tanto para días de sequía como para días de paquetón, con las Vega nunca te cansarás de disfrutar.

Si quieres compartir...