• outdoor
  • 23 de Nov, 2020

Ternua apuesta por la innovadora tecnología Storm Fleece

Ternua ha incorporado en su línea de trekking Otoño-Invierno 2020 la revolucionaria tecnología STORM FLEECE PRO, que proporciona a la prenda calidez, protección óptima frente al viento y la lluvia, suavidad, transpirabilidad y secado rápido. Y todo ello sin la necesidad de incorporar una membrana. Ternua ya venía utilizando este tejido en otras líneas de producto y en esta colección de invierno ha dado un paso más introduciendo esta tecnología en la gama de trekking, aportando un grado de tecnicidad muy alto a las chaquetas diseñadas con este tejido. Concretamente, son la LEKKO HARD HOOD JKT para hombre y LEKKA HARD HOOD JKT para mujer, KRIKKO HARD JKT para hombre y KRIKKA HARD JKT para mujer, y EDVAN HARD LOFT JKT para hombre y EDVANA HARD LOFT JKT para mujer.

Se trata de una tecnología de tela tejida en una sola capa que combina las virtudes del softshell y del forro polar, de forma que es capaz de ofrecer un balance altamente equilibrado entre transpirabilidad, resistencia al viento y repelencia al agua. La alta densidad de la superficie bloquea el viento y el agua sin necesidad de un laminado, haciéndolo aún más duradero a los lavados. Gracias a la construcción de una sola capa, los tejidos son más ligeros y menos voluminosos comparado con los de 2 o 3 capas. La parte interna de felpa, muy suave, encapsula el aire caliente, manteniendo la calidez del usuario. Además, es elástico, facilitando la libertad de movimientos durante la práctica de distintas actividades, a la vez que disipa el calor excesivo gracias a su excelente transpirabilidad. Es un tejido muy completo para el deportista ya que puede protegerle ante los cambios de tiempo inesperados y sin la necesidad de tener que llevar diferentes prendas encima.

A esto hay que añadir que es una tecnología respetuosa con el medio ambiente ya que, al tener una construcción de una sola capa tejida, las fibras están unidas fuertemente, minimizando el número de micro-filamentos que podrían soltarse hacia el desagüe de la lavadora. Y al ser una sola capa, implica que el tejido se ha teñido una única vez. Esto significa que se reducen muchos pasos en la producción del tejido, ahorrando mucha energía y agua. Además, debemos tener también en cuenta que el material utilizado suele proceder de Polyester o de Nylon reciclado. Junto a esto, cabe destacar que este tejido lleva el certificado Bluesign, que garantiza que las prendas responden a los más altos estándares en cuanto a funcionalidad, respeto por el medio ambiente y compromiso con las futuras generaciones, salud y seguridad. Para finalizar, señalar que el tratamiento de repelencia al agua aplicado a estas prendas es PFC free, es decir, está libre de sustancias nocivas para el medio ambiente

Si quieres compartir...