"No creo que haya en el mercado muchas marcas con una transparencia mayor que la de KOMBAT"

Redacción - Tradesport20/04/2023
Imagen

En relativamente poco tiempo KOMBAT se ha convertido en una de las marcas de referencia en el mundo del pádel. Y lo ha hecho con un modelo de negocio diferente al de sus competidores, apostando por la venta directa para, así, poder ofrecerle al consumidor un producto de calidad a un precio muy competitivo. Un modelo más que probado en otros segmentos y que, pese a los recelos que ha despertado en sus competidores, ha demostrado su eficacia y su eficiencia. Al final, es el consumidor quien decide y cada vez hay más jugadores que están apostando por KOMBAT, “la decisión más sencila del mundo”.

Antes que nada, expliquemos un poco de dónde y cuándo surge la idea de crear una nueva marca de pádel…
La idea surgió durante una charla en la que me proponían colaborar con en una marca ya existente. En aquella conversación les decía que era absurdo montar una marca más porque las que había no aportaban absolutamente nada nuevo al mercado. Les dije que hicieran algo diferente y les propuse que eliminasen a todos los intermediarios de la cadena de venta para, de ese modo, poder repercutir ese ahorro de costes en beneficio de los consumidores, ofreciéndoles palas a un precio justo. Lo que nosotros llamamos el REAL COST.

¿Por qué se decidieron, desde un principio, por la venta directa y exclusivamente online?
Por lo que explicaba antes: eliminando a los intermediarios podíamos vender a un precio inferior al resto de las marcas sin bajar un ápice de calidad. De ese modo, nosotros controlamos el canal de venta y, por lo tanto, el precio del producto.

Eliminando a los intermediarios podemos vender a un precio inferior al resto de las marcas sin bajar un ápice de calidad. De ese modo, nosotros controlamos el canal de venta y, por lo tanto, el precio del producto.

¿Y por qué esa política de Real Cost, con todas las palas a un precio fijo y tan asequible?
Aunque el precio final sea el mismo, es obvio que el coste de nuestras palas no es el mismo, por el coste de los materiales, pero la horquilla es tan asumible que preferimos mantener una misma línea de precio para evitar una percepción equivocada del consumidor, que casi siempre piensa que lo más caro es mejor y lo más barato de peor calidad.

Hay marcas que no veían con muy buenos ojos que palas que pueden considerarse perfectamente de gama media-alta o alta tuvieran un precio tan “bajo”… ¿Fue por considerarlo competencia desleal o porque ponía en relieve que el precio medio de muchas gamas altas era desorbitado?
La mayoría de las demás marcas no pueden señalarnos por competencia desleal cuando, por un lado, ellos mismos sí que hacen competencia desleal a sus propios clientes vendiendo bajo cuerda a monitores, tiendas sin estructura ni recursos que venden al consumidor final a precios incluso más bajos de los que esa misma marca vende a sus distribuidores. Hay mucha hipocresía dentro de las marcas y ahí sí que “molestamos” porque les estamos desenmascarando. ¿Cómo te explicas que ahora mismo haya páginas web que venden la colección actual de palas que tienen un PVP de 330 euros, o más, con descuentos del 50%? ¿Por qué se lanza una pala a más de 400 euros pero inmediatamente tiene un descuento de más del 40%? No creo que haya en el mercado muchas marcas con una transparencia mayor que la de KOMBAT.

¿Y cómo se explica esta diferencia de precios entre su marca y la de sus competidores?
Es muy fácil de entender. Partamos de la base de que es perfectamente lógico y defendible vender palas, al consumidor final, por entre 200 y 250 euros. Para que las tiendas tengan un buen margen comercial, deberían duplicar el precio al que compran esas palas a la marca, es decir, que deberían comprarlas por unos 125 euros, el precio al que KOMBAT vende sus palas al consumidor final. Nuestros clientes son los jugadores mientras que los clientes del resto de marcas son sus distribuidores. Es así de simple.

Hay mucha hipocresía dentro de las marcas y ahí sí que “molestamos” porque les estamos desenmascarando. ¿Cómo te explicas que ahora mismo haya páginas web que venden la colección actual de palas que tienen un PVP de 330 euros, o más, con descuentos del 50%? ¿Por qué se lanza una pala a más de 400 euros pero inmediatamente tiene un descuento de más del 40%?

¿Qué balance hace KOMBAT del pasado año 2022?
Un balance muy positivo porque seguimos creciendo tanto en ventas como en estructura y posicionamiento internacional.

¿Cómo valora el estado actual de este deporte en nuestro país?
A nivel amateur es un deporte al alza y en constante crecimiento, como así se ve en todos los clubes, que año tras año ven aumentar el porcentaje de ocupación de pistas, o en los diferentes campeonatos, tanto de menores como amateurs, en los que cada vez hay más jugadores inscritos. Hace años a los niños se les apuntaba a tenis y sólo si no se les daba muy bien se apuntaban a pádel. Ahora los niños quieren jugar y aprender a jugar al pádel antes que a te¬nis, aunque haya referentes tan potentes como Alcaraz o Nadal. El pádel ya es una realidad y, además, lo es independiente del tenis.

En los últimos años, con el pádel convertido en moda, se ha multiplicado la oferta en palas de pádel…
Aunque es cierto que hubo un boom de marcas exagerado, creo que afortunadamente esa oferta es cada día menor en cuanto a número de marcas. Es cierto que es muy fácil “montar una marca” pero también es mucho más complicado que éstas subsistan ya que, decía antes, no aportan ningún valor añadido al mercado y es prácticamente imposible que el consumidor se decante por esa nueva marca.

¿Cuáles cree que son las principales asignaturas pendientes del pádel a nivel de distribución?
El canal de distribución tradicional no es nuestro mundo así que no creo que seamos una voz autorizada para valorarlo pero, sin duda, es fundamental no enturbiar ni “enredar” el canal con vendedores no profesionales. Sigue siendo imprescindible sanear el canal.

Los costes se han disparado y eso nos ha obligado, en contra de nuestra voluntad, a subir el precio de las palas, pero nuestra prioridad no era mantener el precio sino la calidad. ¿Podríamos comprar más barato en otras fábricas? Si, claro, pero afectaría a la calidad del producto, algo que para nosotros es totalmente innegociable.

Pese a generar algunas críticas y recelos en sus inicios, KOMBAT ha demostrado que una marca puede crecer y consolidarse con la venta directa y con una estrategia Real Cost, como la definen ustedes…
El tiempo da y quita razones. Apunto de cumplir nuestro quinto aniversario es evidente que teníamos razón. Nosotros no hemos inventado nada sino que nos hemos “sumado al carro” de otros muchos sectores que apuestan por este canal que, tras la época crítica de COVID, ha crecido hasta convertirse en el canal referencia de venta en varios sectores. Al final, cualquier canal es lícito siempre y cuando no choque con otro o no necesite destruir al otro para su éxito.

¿Cuáles han sido las claves para que Kombat se haya consolidado como una marca líder en el mundo del pádel?
KOMBAT ofrece al mercado del pádel una alternativa inteligente. Somos diferentes en nuestro modelo de comercialización y nuestra propuesta de eliminar al intermediario y repercutir ese margen directamente en el beneficio del consumidor final es algo que no tiene competencia. KOMBAT es la decisión más sencilla del mundo porque es muy sencillo elegir pagar 3 veces menos por la misma calidad. g1

¿Hasta qué punto cree que el patrocinio de jugadores es determinante para el crecimiento de una marca? ¿Qué política tiene KOMBAT el respecto?
Para que nos compren nos tienen que conocer, y para que nos conozcan, una opción, es que lo hagan viendo a jugadores profesionales llevar nuestras palas. En nuestro caso fue muy importante que en nuestros orígenes unos jugadores desconocidos para la gran mayoría de aficionados, como Javi Ruiz y Uri Botello, acabasen convirtiéndose en pareja 6 del mundo. Indudablemente nos ayudó a que nos conociesen. En la actualidad, si bien es cierto que si nuestras palas las llevasen los jugadores más carismáticos nos daría prestigio y, probablemente, más ventas, no es menos cierto que somos una marca que simplemente necesita que el consumidor y jugador amateur que se plantea comprar una KOMBAT vea que es una pala que utilizan jugadores profesionales para jugar WPT o PREMIER. Con esto es suficiente. Como decía, comprar una KOMBAT es una decisión sencilla e inteligente, y los aficionados inteligentes saben que no van a jugar mejor porque la pala que compren sea la que utiliza uno u otro jugador. Dicho esto, creo que lo que hoy en día piden los jugadores no es normal. Están equivocados. Los jugadores deberían percibir el 95% de sus ingresos con su trabajo, que no es otra cosa que jugar al pádel y competir, y los ingresos publicitarios que acompañen a esos ingresos por jugar deben ir en función de lo buen o mal “producto” que sea ese jugador, es decir, lo que ese jugador repercuta en ventas para la marca. Las cifras que están planteando ahora muchos jugadores es completamente absurda y está fuera de lugar. En mi opinión no hay más de 3 ó 4 jugadores que sean un gran producto y que, por el simple hecho de llevar una pala, generen ventas. En KOMBAT apostaremos por gente que sea relevante y nos ayude a llamar la atención del consumidor final, sea o no sea jugador profesional. ¿Recuerdas lo mucho que ayudó Jorge Lorenzo a lanzar una marca de gafas hace años siendo piloto de motos? Pues ese es y será nuestro modelo: incorporar imágenes que nos ayuden a que nuestro mensaje llegue a los jugadores amateur para que entiendan y se crean que comprar KOMBAT es una decisión fácil y acertada.

¿Qué papel juega el I+D para una marca como KOMBAT?
Exactamente el mismo que para el resto de las marcas. Estamos atentos a cualquier innovación en cuanto a materiales, moldes y tecnología, y trabajamos en propuestas con nuestras fábricas para probar y desarrollar continuamente mejoras en nuestras palas. Eso sí, no vamos a engañar inventándonos tecnologías inexistentes como argumento de marketing ni vamos a ir de marca puntera en “desarrollo de humo”.

Antes hablábamos de esa política de precio único. Un precio que este 2023 se ha incrementado…
Y lo ha hecho contra nuestra voluntad, pero no podíamos seguir manteniendo la misma línea ante una subida mundial en materias primas sumada a otros factores como es el coste de los transportes en lo que a la importación se refiere o, como he dicho en alguna entrevista, la relación entre el Euro y el Dólar, que como todo el mundo sabe ha penalizado a todos los que fabricamos fuera de España. Lo más importante es mantener la misma calidad en nuestras palas, y esa calidad te la da fabricar en las mejores fábricas del mundo. Podríamos comprar más barato en otras fábricas, pero afectaría 100% a la calidad del producto, algo que para nosotros es totalmente innegociable.

Las cifras que están planteando ahora muchos jugadores es completamente absurda y está fuera de lugar. Solo hay 3 ó 4 jugadores que sean un gran producto y que, por el simple hecho de llevar una pala, generen ventas.

Las palas son el gran eje sobre el que gira toda la estrategia de Kombat, pero, ¿qué papel jugarán dos universos emergentes como el textil y el calzado?
Intentaremos, poco a poco, convertirnos en una marca lo más completa posible, por lo que aunque sea evidente que nuestro CORE son las palas, hoy en día tenemos un porfolio que ofrece al consumidor todos los artículos relacionados con nuestro deporte, excepto el calzado, que será nuestro siguiente punto a tratar. La calidad del textil y los accesorios de KOMBAT está a un altísimo nivel y con una relación calidad-precio excelente, como no podía ser de otra manera en nuestra marca.

¿Qué papel juega la internacionalización para Kombat? ¿Cómo se afronta desde una marca que vende sólo online?
Precisamente vender online nos permite, con un único centro logístico, llegar a cualquier parte del mundo, aunque es cierto que desde 2021 estamos incorporando parters estratégicos en países a los que llevar una pala desde Madrid es complicado por costes y tiempo. Actualmente contamos con partners operando con centros logísticos locales en países como Argentina, México, Chile o Italia, y en los próximos meses arrancaremos también en Brasil, Paraguay, Suecia y Oriente medio. Nuestra expansión internacional es una realidad en constante expansión.

¿Qué objetivos se ha marcado para este 2023?
Seguir creciendo mientras nos seguimos divirtiendo, Nuestro equipo lo forman personas que disfrutan con el pádel y para los que hacer llegar nuestra marca a cuanta más gente mejor no es tanto una cuestión económica, sino de ilusión por dar una alternativa fácil e inteligente. Nuestro objetivo es seguir logrando que los aficionados entiendan que comprar una KOMBAT es “la decisión más sencilla del mundo”.

Tradesport

Noticias sobre marcas y empresas de deporte