Las quiebras de empresas en España pueden aumentar un 22%

Redacción - Tradesport17/04/2020

El coronavirus va a causar un auge global de las insolvencias corporativas en varios mercados del mundo. “La pregunta ya no es qué países y sectores de actividad se verán afectados por este shock de suministro y de demanda, sino cuáles serán los pocos que se salvarán”, según afirma el último informe de la aseguradora de crédito francesa Coface difundido este jueves.

De acuerdo con los datos que maneja esta entidad, que se basa en información directa que le proporcionan las empresas, se estima que en todo el mundo las quiebras de las compañías aumentarán un 25% este año (en el mes de enero se estimaba que el aumento sería de tan sólo del 2%) y que habrá una recesión en 68 países, además de una contracción del comercio mundial del 4,3%.

Con esta situación, los expertos advierten que el riesgo de crédito será muy elevado incluso en el mejor de los escenarios, que prevé un reinicio gradual de la actividad en el tercer trimestre de este año y excluyendo la hipótesis de una segunda ola de coronavirus en el segundo semestre de 2020.

El repunte de las quiebras afectará en particular a Estados Unidos, que es el país en la actualidad con el mayor número de muertos y de contagiados (+38%), Reino Unido (+33%), España (+22%) e Italia (+18%).

El estudio no menciona cuáles son los sectores de la economía española donde podría tener lugar este repunte de las insolvencias, pero destaca el turismo, hostelería, restauración, ocio, transporte y ciertos sectores industriales. Según Coface, los bienes de consumo duradero, como los automóviles, están entre los más afectados por la crisis, mientras que otros gastos, como el textil y los productos electrónicos, “son susceptibles de ser reducidos casi a cero”.

Las agencias de calificación, otros de los organismos que miden los parámetros económicos de las empresas, tampoco invitan al optimismo. Este jueves S&P envió un informe en el que se prevé una caída del PIB de España para este año del 8,8%, bastante en línea con lo que pronostica el FMI.

Por su parte, Moodys insiste en subrayar la degradación de la calidad del crédito de las firmas europeas a raíz del coronavirus. Por efecto de la pandemia, el 22% de las firmas europeas que tenían de por sí un rango de inversión especulativa (conocido en la jerga como “bono basura”) ha sufrido una revisión a la baja de su calificación, con lo que se sitúan en el umbral de la insolvencia.

Esta deuda empresarial de alto riesgo, valorada en 160.000 millones de euros hace que, según Moody’s, se produzca un aumento de las insolvencias. Según sus estimaciones, la tasa de quiebra en Europa ascenderá al 8% por culpa de la Covid-19.

REVISTAS