Opinión: Lidl, Nike y el hogar de los dioses, por Carlos Grande

Redacción - Tradesport23/12/2021
Imagen

A principios de 2021 arreciaban las quejas en “petit comité” por la inclusión de Nike entre la oferta de LIDL. En un arranque de dignidad NIKE negaba relación alguna con el hard discount, afi rmaba desconocer el origen de ese producto y se comprometía a investigar su procedencia, investigación de la que no conocemos detalles públicamente pero cuyos logros no parecen ser estimables.

Nueve meses después podemos continuar adquiriendo productos de esta marca en este minorista, bien es cierto que ahora con competencia de otras marcas, las cuales no sabemos si alcanzando un acuerdo o también desconociendo su procedencia.

No sabemos si Nike es incapaz de limitar la presencia de su producto en esta supermercado, si es incapaz de conocer su procedencia, o si todo fue un paripé a sabiendas de que nadie alzaría la voz con vehemencia y todo caería en el olvido unas semanas o meses después.

Como la distribución ya ha asumido en sus espaldas esa nueva situación, se consolida como normalidad, restándose un espacio al canal tradicional sin que nadie plantee generar una alternativa.

Los murmullos de la intimidad, como era de esperar, no se convirtieron en voces y el sector, como tantas veces, asumió su destino. Y es que el sector, desde hace tiempo ha asumido su destino en este aspecto, quedándose a merced de los dioses. Es más, el sector se ha convertido en el hogar de los Dioses, el Monte Olimpo. Y no cabe duda acerca de quién son los dioses de la distribución deportiva. Tan profundo es el modo en que el sector ha asumido su destino y dependencia, que tampoco se duda si surge la necesidad de hacer ofrendas para ser “favorecidos” por los dioses. Ni nadie duda de ejecutar aquellas que sean necesarias, aunque tengan que llegar a los extremos de Abraham en el monte Moriah sin rechistar.

Ante esta situación, no puede sorprender la presencia cada vez mayor de marcas en LIDL. De hecho era lo esperado. Y tampoco puede sorprendernos que esta situación se extienda como una mancha de aceite.

De hecho, el patrón del suceso ha seguido el guión repetido. En primer lugar, los más fuertes, los dioses, van un paso más allá, ejecutan una acción que provoca malestar pero que nadie se atreve a denunciar o criticar abiertamente. Si la acción es fructífera, aparece todo un vagón de cola dispuesto a imitar esa acción que meses atrás habrían incluso llegado a criticar abiertamente. En ese momento, como la distribución ya ha asumido en sus espaldas esa nueva situación, se consolida como normalidad, restándose un espacio al canal tradicional sin que nadie plantee generar una alternativa.

Así podemos citar un buen número de casos, desde Factory-Outlets hasta Segmentación de clientes y/o oferta, que han ido reduciendo el espacio del canal tradicional de tiendas.

A estas alturas yo no nos puede sorprender la presencia cada vez mayor de marcas deportivas en LIDL. De hecho era lo esperado. Y tampoco puede sorprendernos que esta situación se extienda como una mancha de aceite.

MIRAR SIN ACTUAR
Cada uno de estos pasos ha ido dejando tiendas en la cuneta, a las que se les ha ido sacando a empujones. Y la gran individualidad del sector, la falta de actitud crítica, la ausencia de refl exión y estrategia en el proceso de toma de decisiones ha hecho el resto, con circunstancias paradójicas.

Y es que, en algún caso, hemos observado como algunas tiendas han estado dando sus últimas bocanadas -en el pequeño charco que la sequía de producto y suministro les había dejado- sin rebelarse de ningún modo. Y mientras, sus compañeros, miraban la escena sin realizar movimiento alguno tampoco, como sucede con los antílopes de la sabana que ven a los leones devorar un compañero asumiendo su destino fatal.

El ejemplo de LIDL sólo es un ejemplo más en el seno del sector. Y, por desgracia, no será el último, sino una muesca más en la culata, que, a pesar de estar bastante marcada, todavía cuenta con espacio para más muescas.

Tradesport

Noticias sobre marcas y empresas de deporte