• Opinión
  • 01 de Dic, 2022

Opinión: La práctica manda, por Jaume Ferrer

Opinión: La práctica manda, por Jaume Ferrer

Outdoor y pádel son dos de las modalidades más en forma del momento. Y a pesar de ser dos modalidades a priori muy distintas, sí tienen algunos elementos en común. Y seguramente el más destacable sea que, a día de hoy, pese a ser dos de los deportes que mueven más practicantes, también son los que tienen un futuro más "retador" dentro del sector. Y no precisamente porque su madurez esté cerca, sino, precisamente, porque su margen de crecimiento es tan amplio que a medio y largo plazo hay muchas oportunidades que deben aprovechar­se.Y muchos cambios.

Empecemos por el outdoor. A estas alturas todos somos conscientes de que este universo ha dado un salto espectacular desde la pandemia.Ya antes del encierro muchas modalidades vinculadas a este universo habían experimen­tado un fuerte crecimiento, pero tras estar más de dos meses encerrados en casa la gente multiplicó su apegó por la naturaleza y, también, por el depor­te al aire libre. Modalidades accesibles y asequibles como el senderismo o el trekking ligero dispararon exponencialmente sus niveles de práctica, pero también en lo alto de la pirámide crecieron los practicantes.

A día de hoy, pese a que pádel y outdoor son dos de los deportes que mueven más practicantes, también son los que tienen un futuro más "retador" dentro del sector

Pese a este contexto, el outdoor como segmento vive un momento extraño. Casi paradójico. La práctica crece, las ventas se mantienen relativamente es­tables, las marcas van con todo y, sin embargo, a nivel de tiendas, la cosa está muy revuelta. El comercio especializado tradicional, el fisico, ha perdido mucha fuerza cuando mejor debían irle las cosas. La irrupción de Internet ha hecho daño, eso está claro, pero la culpa probablemente haya que buscarla en temas mucho más vinculados a la gestión de esos grandes especialistas. Ha cambiado el cómo, el dónde y el quién vende, y a muchas tiendas les ha pillado este cambio completamente desprevenido. Por eso ha habido tantos cierres, algunos de ellos completamente inesperados. Y ahora, con el repar­to de poderes muy claro y con poco margen de maniobra, sobre todo para los especialistas clásicos, las posibilidades de aprovechar las oportunidades pasan por las sinergias. Sinergias que hasta hace poco eran impensables. ¿Quién se hubiera imaginado hace apenas dos o tres años que un gran grupo como Oberalp, propietario de marcas como Salewa o Dynafit, acabaría adqui­riendo Vertic, una de las grandes cadenas especialistas de nuestro país? ¿O quien hubiera apostado que la casi extinta Grifone acabaría en manos de una gran cadena especialista como Barrabés?

Son sinergias que ya presagian el principio de una nueva etapa. De colabo­ración. De encontrar socios con una misma idea de futuro más allá de si son marcas o tiendas. Lo importante ya no es el quién, es el cómo. Y el dónde. Porque el online aprieta, pero también aprieta un comercio multideporte que ha sabido aprovechar las oportunidades que ha desechado el comercio es­pecialista, demasiado obcecado en la parte alta de la pirámide, ignorando que el negocio, nos guste más o menos, está también en saber explotar la parte baja. O media, como mínimo.Y si las cosas no cambian, si quienes se supone que deben liderar la venta técnica offtine, no dan un paso al frente, el número de comercios especialistas del mundo del outdoor podría disminuir todavía más, siguiendo los mismos pasos y errores que en su día cometieron los especialistas del esquí. Especialistas que, hoy en día, pueden contarse con los dedos de las manos.

Que el buen momento de muchos deportes se perpetúe en el tiempo dependerá, más allá de los cambios que haya en el quién vende, de la capacidad que tengan de seguir atrayendo y fidelizando a nuevos practicantes.

En cuanto al pádel, la situación no es, ni mucho menos, tan compleja. Como el outdoor vive un muy buen momento de práctica y eso, sin duda, garantiza unos "mínimos". Ha crecido mucho en los últimos 2/3 años, pero el alto ritmo, como era previsible, no podía sostenerse en el tiempo, especialmente a nivel nacional. Pero nada alarmante, ni mucho menos. Más allá de los problemas que pueda tener el comercio, que en su día perdió muchas oportunidades por la falta de stock y ahora, sin embargo, está de nuevo saturado de producto, las ventas siguen siendo bastante buenas y si las programaciones se racionalizan y se adaptan a la demanda real -sin la falsa angustia de comprar en exceso por no quedarse sin producto como pasó tras la pandemia- la evolución de este universo seguirá siendo positiva en España y fuerte internacionalmente. La práctica no va a bajar ni a corto ni a medio plazo y las pistas van a seguir creciendo en número - a nivel internacional sobre todo pero, también, aquí en España, donde a pesar de la madurez del mercado se siguen abriendo muchos clubes y, también, muchas pistas "privadas"-. Y si la práctica crece, crecerán las ventas.

Otro tema, y en eso sí que se parecen mucho pádel y outdoor, es el quién y el dónde se va a vender. Que la tienda multideporte haya apostado de nuevo por el pádel ha quitado mucho protagonismo al comercio especialista offline, que en estos últimos años se había reducido en número de una forma drás­tica, aunque siguen controlando una parte importante de las ventas porque, a pesar de ser menos, los que quedan se han hecho más grandes, pero la tendencia en quien controla las ventas ha cambiado. Por no hablar del online, que año tras año va ganando peso. Y lo seguirá haciendo mientras el factor precio sea tan determinante -y lo será mientras haya tantas marcas- y un gran exceso de oferta.

Outdoor y pádel son, con permiso del Bike -que parece haber echado el fre­no- dos de los deportes más en forma del sector.Y que ello se perpetúe en el tiempo dependerá, más allá de los cambios que haya en el quién vende, de la capacidad que tengan uno y otro de seguir atrayendo y fidelizando a nuevos practicantes a estos deportes. Algo que hoy en día parece relativamente fácil, pero que no lo será eternamente...

Si quieres compartir...