• Actualidad Nacional
  • 10 de Nov, 2022

La histórica marca Grifone cambia de manos

La histórica marca Grifone cambia de manos

Nueva etapa para Grifone. Según ha podido saber Tradesport, la histórica marca española especializada en outdoor da un nuevo -e inesperado- giro en su historia de altibajos y acaba de ser adquirida por el Grupo Barrabés, propietario de las tiendas especializadas en outdoor que llevan su nombre y, también, de la conocida cadena de tiendas bike Mammoth, que el grupo adquirió en 2017. Con esta nueva adquisición, Barrabés se hace con el control de una marca emblemática del universo outdoor que, en sus más de 37 años de historia, ha vivido grandes etapas -en imagen y ventas- y, también en sus últimas etapas, grandes batacazos.

Creada en La Seu d`Urgell en 1984 por el empresario Martí Batalla, Grifone (Textil Seu) y tras consolidarse como una de las grandes marcas técnicas del outdoor, llevó a cabo el primer gran cambio en su accionariado en febrero de 2015. La empresa, que ya incorporó como máximo accionista al empresario Ramón Cierco en 2011, pasó a ser controlada por el propio Cierco, Sandro Rosell, ex-presidente del F.C. Barcelona, Eugenio Padrós, con una larga trayectoria en Quiksilver, y Pepe Navarro, que en su dilatada carrera había estado vinculado a marcas como Closed, Marithe François Girbaud, Armani Jeans o, recientemente, O’Neill.

Coincidiendo con estos cambios, en septiembre de 2015 Batalla dejó la compañía, que entró en unos años complejos en los que su facturación cayó en picado y las pérdidas se dispararon. En mayo de 2017 Sandro Rosell se hizo con el 100% de la compañía y empezó a mover ficha para venderla ante las importantes pérdidas que acumulaba. Pese a tener varias ofertas de grupos de inversión encima de la mesa, Rosell acabó vendiendo la marca a dos de sus exdirectivos, Pep Subirana y Carlos Moreno. Subirana era responsable de desarrollo de producto, mientras que Moreno dirigía la gestión de marketing y ventas. Este nuevo giro puso fin a los rumores de una posible liquidación de la marca.

Pese al cambio, la marca no consiguió retomar el velo y apenas 3 años después, en abril de 2020, fue adquirida por el grupo Excens, propiedad del empresario Ricard Novel, quien confió en Grifone como piedra angular de su nueva apuesta por el deporte, complementando a otras enseñas que tenía en cartera como TRRS, Hebo, Clean o Matt. Para reforzar esta nueva división, Excens también se hizo con los derechos de distribución de las marcas Fischer, Smith, Barts, Level y Polaroid, hasta entonces en manos de Jorcani.

Ahora, tras dos años y medio bajo el paraguas de Excens, y ante la dificultad de rentabilizar la marca, Grifone pasa a manos del que, sin duda, es uno de los grandes operadores outdoor de nuestro país. Aunque no han trascendido ni el importe de la operación ni los motivos que han llevado a Barrabés a cerrar el acuerdo, es evidente que la marca cuenta con dos activos muy importantes: el primero, lógicamente, la imagen de marca. Pese a sus altibajos, sigue siendo una marca de referencia, sobre todo en nuestro país y en la parte más alta de la pirámide. Y en segundo lugar están las tiendas propias, una estrategia por la que Grifone ha apostado fuerte en los últimos años (con la entrada de Rosell y Padròs, la compañía se  lanzó al retail) y gracias a la cual la marca cuenta actualmente con 6 tiendas repartidas por España, algunas de ellas en zonas estratégicas para el outdoor y el esquí como Jaca, Puigcerdà o Vielha. Además de estas tres también cuenta con tiendas en La Seu d’Urgell y Sort, en el Pirineo catalán, y con un outlet en La Roca del Vallés -Barcelona-. Esta red de tiendas han sido, sin duda, un buen reclamo para que Barrabés se hiciera con la marca.

Las reglas han cambiado en estos últimos años. Hasta no hace mucho era impensable que una cadena, por fuerte que fuera, se hiciera con una marca. Tan impensable como que una marca se hiciera con una cadena (como ha hecho Salewa con Vèrtic). Pero al final se trata de ganar. De buscar sinergias con quienes comparten tu visión del presente y del futuro. No importa el quien, importa lo que se pueda conseguir sumando. Y de la misma manera que bajo el paraguas del Grupo Oberalp, Vèrtic puede dar un salto cualitativo y cuantitativo, lo mismo que Barrabés podria ser  el socio perfecto para que Grifone vuelva a estar en la élite del oudtoor.

Si quieres compartir...