• Actualidad Internacional
  • 10 de Nov, 2022

El divorcio con West le sale caro a adidas

El divorcio con West le sale caro a adidas

El fabricante alemán ha lanzado esta semana una advertencia y ha recortado sus previsiones de cara a este 2022, avisando de un gran impacto en sus ganancias debido a la ruptura de su asociación con la marca Yeezy de Kanye West. Adidas rompió su alianza con Ye, como se conoce actualmente al rapero, a finales de octubre, debido a sus comentarios antisemitas.

La firma deportiva revisa la baja sus pronósticos de facturación y margen de rentabilidad operativa para 2022 y prevé ahora un beneficio neto de alrededor de 250 millones de euros, por debajo del objetivo de alrededor de 500 millones de euros establecido hace apenas un mes. Además, espera que el margen bruto sea de alrededor del 47% para el año. Los productos de Kanye West de la marca Yeezy se venden muy bien a finales de año, pero al interrumpirse sus ventas la facturación caerá en el cuarto trimestre.

Por ello Adidas prevé que el volumen de negocio, descontados los efectos de los tipos de cambio, aumentará en 2022 sólo una cifra porcentual baja de un dígito (antes una cifra media) y que el margen será del 2,5% (antes 4%). Esta es la cuarta revisión a la baja de sus pronósticos de Adidas este año.

Un trimestre marcado por West, Rusia y China
En sus resultados definitivos correspondientes a los nueve primeros meses de ejercicio, finalizados el pasado 30 de septiembre, la empresa alemana incrementó sus ventas un 7,5%, sin embargo, redujo su resultado neto un 40,8%. Los resultados de estos 9 meses están muy condicionado por este último trimestre, en el que pese a factura un 11,4% más, su beneficio neto se ha desplomado un 64,2%. El por qué, según la compañía, hay que buscarlo en “varios costes excepcionales que suman casi trescientos millones de euros, la mayoría vinculados al cese de las operaciones en Rusia”. También la caída de las ventas en China ha sido determinante en este retroceso, “El entono de mercado cambió a principios de septiembre, ya que la demanda de los consumidores en los mercados occidentales se desaceleró y la afluencia en China se deterioró aún más”, ha señalado Harm Ohlmeyer, director financiero de Adidas.

En contrapartida a estas pérdidas en Rusia y China, y tras los malos resultados que le ha supuesto su ruptura con Ye, la compañía germana espera sacar un buen rédito al Mundial de Qatar, clave para que sus precisiones a la baja no sean todavía peores.
 

Si quieres compartir...