• Actualidad Internacional
  • 09 de Jun, 2022

La mitad de los jóvenes españoles compra productos falsificados... conscientemente

La mitad de los jóvenes españoles compra productos falsificados... conscientemente

Las falsificaciones ganan terreno entre los jóvenes españoles. Y europeos. Esa es la principal conclusión del último ‘Barómetro de la Propiedad Intelectual entre los Jóvenes’, elaborado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo).

En nuestro país cada vez un mayor número de jóvenes compra productos falsificados sabiendo que lo son. Lo hacen en un porcentaje mayor a la media de los los jóvenes en el conjunto de Europa. Así, uno de cada dos jóvenes de entre 15 y 24 años reconoce haber comprado de forma deliberada una falsificación en el último año. La media europea se sitúa en el 37% de los jóvenes.

Aunque el precio y la disponibilidad siguen siendo los principales motivos que incitan a la compra de productos falsificados, las influencias sociales están ganando terreno significativamente

Se trata de una cifra récord en nuestro país, del porcentaje más alto registrado por la Euipo desde que comenzó a realizar este barómetro en 2016, cuando la cantidad de españoles que reconocía haber adquirido este tipo de productos falsificados a propósito era del 20%. Los expertos aseguran que este notable incremento se debe al aumento exponencial del comercio ‘online’, utilizado habitualmente por estas nuevas generaciones de consumidores digitales, y al contexto postpandemia en el que se ha elaborado esta edición del estudio.

Por categorías, los productos falsificados que los jóvenes suelen comprar deliberadamente son ropa y accesorios (17 %), seguidos del calzado (14 %), los dispositivos electrónicos (13 %) y los productos de higiene, cosméticos, cuidado personal y perfumería (12 %).

Aunque el precio y la disponibilidad siguen siendo los principales motivos que incitan a la compra de productos falsificados y al acceso intencionado a contenidos pirateados, las influencias sociales, como las pautas de comportamiento de la familia, los amigos o los conocidos están ganando terreno significativamente. Otros factores incluyen la despreocupación por si el producto era falso (o si la fuente del contenido era ilegal), el hecho de no percibir ninguna diferencia entre los productos originales y los falsificados, y la facilidad para localizar o encargar productos falsificados en línea. Uno de cada diez encuestados mencionó recomendaciones de personas influyentes o famosas.

El director general de Andema, Gerard Guiu, ha instado a aplicar medidas para que los nuevos consumidores tomen conciencia de los peligros que suponen las falsificaciones para la economía y la sociedad.

La Asociación para Defensa de la Marca (Andema) ha reaccionado a los datos del último barómetro del Euipo, señalando que se trata de cifras «preocupantes» y que dan una idea «de la situación a la que se enfrenta el consumo con la explosión del comercio online». En este sentido, el director general de Andema, Gerard Guiu, ha instado a aplicar medidas para que los nuevos consumidores tomen conciencia de los peligros que suponen las falsificaciones para la economía y la sociedad.

«El bombardeo al que se ven sometidos a través de las redes sociales y la disponibilidad de productos falsificados, unido a un incremento sin precedentes del consumo online, hace que sea urgente poner en marcha acciones de sensibilización a todos los niveles y desde todos los ángulos», ha explicado Guiu.

Si quieres compartir...