• Actualidad Internacional
  • 26 de May, 2022

Relevo en la cúpula de JD Sports: Peter Cowgill deja la compañía

Relevo en la cúpula de JD Sports: Peter Cowgill deja la compañía

El grupo británico JD Sports Fashion ha anunciado que Peter Cowgill dejará su cargo de director general y miembro del consejo de administración de la empresa, con efecto inmediato. La renuncia de Cowgill (en el cargo desde 2004) es el resultado de una revisión en curso de su gobierno interno.

Durante mucho tiempo ha habido rumores sobre la posible renuncia de Cowgill, ya que JD Sports ha estado bajo la vigilancia de la autoridad de competencia británica CMA desde la adquisición de Footasylum en 2019 . El 14 de febrero de 2022, JD Sports Fashion y Footasylum fueron multados con casi 5 millones de libras esterlinas. La acusación: acuerdos ilegales y anticompetitivos entre los dos directores ejecutivos en los que se dice que se intercambió información comercial confidencial.

Cowgill, que ha vendido más de 50 millones de libras esterlinas en acciones de la compañía en los últimos dos años, se va después de intentar bloquear los intentos de la junta de rejuvenecer la cúpula directiva y dividir los roles de presidente y director ejecutivo, cargos que Cowgil ha mantenido de forma conjunta desde 2014.

Relevo en la cúpula de JD Sports: Peter Cowgill deja la compañía

De manera interina, su puesto lo ocupará Kath Smith, quien actualmente es directora no ejecutiva y directora independiente sénior. Smith ha estado en la industria de artículos deportivos durante más de 25 años y ha ocupado altos cargos en Adidas y Reebok, entre otros. Más recientemente, se desempeñó como Gerente General y Vicepresidenta de The North Face EMEA desde 2017. El Comité de Auditoría y Riesgos está presidido por Helen Ashton. Ashton es actualmente directora no ejecutiva y se unió a la junta en noviembre de 2021.

"La empresa ha evolucionado fuertemente bajo el liderazgo de Peter hasta convertirse en un minorista multicanal global líder con una estrategia comprobada y un impulso claro. Sin embargo, a medida que nuestro negocio ha crecido y se ha vuelto más complejo, está claro que nuestra infraestructura interna, gobierno corporativo y controles no han evolucionado al mismo ritmo”, dijo Helen Ashton sobre la renuncia de Cowgill. La Junta se comprometió a garantizar que se mantengan los más altos estándares de gobierno corporativo y control para respaldar el crecimiento futuro”, dijo Ashton.

Un polémico bonus de 5 millones que supuso un punto de inflexión

Pese a que JD Sports fue una de las cadenas que soportó mejor el impacto de la pandemia y completó un 2020 positivo en términos de negocio, los inversores pidieron la cabeza de Cowgil a finales de 2020. El motivo: un bonus de hasta 5 millones de libras que había cobrado pese a la compleja situación.

En junio de 2021 la firma de asesoría británica Glass Lewis, un 'proxy advisor' especializado en emitir recomendaciones de voto para los accionistas de las grandes compañías cotizadas en aquellos asuntos más espinosos, publicó un dictamen en el que animaba a los accionistas de JD Sports a tumbar la política retributiva de los altos cargos. No solo eso, sino que pedía directamente la cabeza de Cowgill como presidente del grupo a raíz de estas polémicas retribuciones, tras embolsarse un bonus de 5 millones de euros (4,3 millones de libras) en plena pandemia.

El importante bonus ingresado por Cowgill no parecía muy acorde con la cantidad de ayudas públicas y expedientes de regulación de empleo a los que se ha acogido la empresa durante la pandemia, y ha llevado a Glass Lewis a poner el grito en el cielo y alentar una 'rebelión' de los accionistas.

Los accionistas de JD Sports pidieron la cabeza de Cowgil a finales de 2020. El motivo: un bonus de hasta 5 millones de libras que había cobrado pese a la compleja situación que estaba suponiendo la pandemia.

En este sentido, JD Sports recibió en 2020 alrededor de 86 millones de libras (100 millones de euros) en ayudas del Gobierno británico para pagar los sueldos de sus empleados en ERTE durante el cierre forzoso de sus tiendas, al tratarse de una actividad no esencial. 

El propio Cowgill salió al paso de las críticas en una entrevista con la BBC Radio, en la que aseguró que "los accionistas pueden votar en contra de mi retribución, pero ¿por qué deberían hacerlo, cuando la empresa ha progresado?". Lo cierto es que, pese a la caída de las ventas durante el confinamiento, cuando JD Sports solo fue capaz de trasladar al canal online el 20% de su negocio físico, el grupo mejoró ligeramente su facturación en el año de la pandemia, puesto que cerró el ejercicio (en enero de 2021) con un volumen de negocio de 6.167 millones de libras (7.100 millones de euros).

 

Si quieres compartir...