• Performance
  • 20 de Dic, 2021

¿Cuál es el secreto del éxito de Oofos?

Mucha gente, al usar por primera vez OOfos, tienen una sensación diferente a la que sienten con cualquier otro calzado y esto se debe a que las sandalias OOfos, ayudan a “despertar” los pies, lo que permite ser más consciente de los pies, del calzado y del cuerpo en general. 

Una de las cosas más importantes para que el usuario de OOfos realmente pueda beneficiarse de las características de su calzado, es elegir bien la talla y para ello en la web: www.oofos.es disponen de un Guía de tallas que permite elegir al usuario su número perfecto. Pero, además, es muy importante conocer y tener en cuenta las diferentes partes de este calzado, diseñado específicamente para la recuperación después del ejercicio físico.

LA HORMA:
La forma o molde alrededor de la cual se forma la sandalia durante la producción, se conoce como horma. Dicha horma dicta el ancho, largo y profundidad del calzado, además de otros detalles que pueden impactar directamente en el ajuste. En este sentido las sandalias OOfos están construidas con una horma cómoda con más espacio que el promedio para que tanto los dedos como la planta del pie, se extiendan naturalmente.

LA PLANTILLA.
A partir de la horma, surge la plantilla. Es la superficie sobre la que se asienta el pie en el zapato. Es la zona que recibe el primer golpe del cuerpo en cada paso. Esta es la parte responsable de las primeras impresiones de comodidad y absorción de los impactos. Las platillas de OOfos están patentadas y presentan un arco plantar más alto de lo normal y un diseño muy específico, para, en ambos casos, brindar el máximo apoyo y comodidad al pie.

LA SUELA.
La suela es la parte más exterior del zapato, es la zona que entra en contacto directo con el mundo que nos rodea. Es la parte que actúa como primera línea de defensa entre nosotros y el suelo. En el caso de OOfos, todos los modelos poseen el mismo patrón, creado para brindar la mayor tracción posible a la hora de caminar y moverse.

LA MEDIA SUELA.
Esta zona del calzado esta conformada por la amortiguación y la tecnología existente entre la plantilla y la suela. Esta es la parte que, por su tamaño, diferencia más a nuestras sandalias, de la mayoría de las chanclas en el mercado. Y aquí se encuentran nuestras principales razones de ser: la amortiguación del cuerpo y la comodidad. Porque mas allá de sus cualidades de absorción de impactos, las sandalias OOfos gracias a su material técnico OOfoam también son suaves y flexibles, además promueven el movimiento natural a lo largo del ciclo de la marcha.

PARTE SUPERIOR (O UPPER)
Se trata de la parte que sujeta el pie a la plantilla. Esta parte esta unida a la plantilla y puede adoptar varias formas. Oofos cuenta con 4 tipos de upper según el modelo.

En el caso de las sandalias, la parte superior puede tener dos tipos de agarre: de pala o de dedo, donde la sujeción proviene de dos zonas del pie bien distintas.

• En el caso de la pala, el agarre se produce en el empeine.
• En el caso de los modelos de dedo, la sujeción principalmente nace de entre los dedos, pero también hay una parte de ajuste derivada del empeine.

En el caso de los zuecos, todo el pie excepto el talón (que permanece abierto) favorece dicho ajuste y sujeción. Únicamente, las zapatillas de recuperación OOfos recubren por completo el pie con un material textil muy flexible que evita presionar en exceso ninguna parte del mismo.

En este sentido es importante recordar que debido a la suavidad y adaptación del material técnico OOfoam, a pesar de la gran capacidad de sujeción y agarre, la parte superior o upper de las sandalias o zuecos OOfos no provoca ni rozaduras ni ampollas.

 

Si quieres compartir...