• Actualidad Nacional
  • 16 de Nov, 2021

Llega a España Spektrum, las gafas suecas hechas con material de origen vegetal

Spektrum, la marca sueca de gafas deportivas, llega por fin a España de la mano de la distribuidora SIKER para ofrecer un producto de calidad y sostenible, único en su categoría. Desde esta semana pueden encontrarse diferentes modelos en tiendas especializadas.

Los productos Spektrum, cuyo nombre hace referencia a los rayos de sol que atraviesan el prisma del que surgen ondas de colores, destacan por ser los únicos del mercado fabricados con materiales de origen vegetal. La marca nace en 2013 en Åre, Suecia, y actualmente está presente en 19 países de Europa, Asia y Estados Unidos. Su valor añadido ha sido siempre la utilización de materiales de origen biológico en los modelos, tanto los de verano, como los de invierno.

Sostenibilidad

Si en algo ha podido diferenciarse Spektrum de otras marcas de su segmento, es en la búsqueda de soluciones de bajo impacto para el medio ambiente. Por ello se utiliza aceite de ricino en lugar de aceite de fuentes fósiles para las monturas de la gama de gafas de alto rendimiento. Con esto se reducen las emisiones emisiones de CO2 en un 46% durante su fabricación. Aunque, sin duda, el producto más sostenible de Spektrum es la máscara para la nieve, Östra RAW, que consta de un 90% de materiales de base biológica, además la gama de bolsas Spektrum, fabricadas con poliéster reciclado.

Entre los objetivos de Spektrum figura el convertirse en la marca de gafas deportivas más sostenible del mundo y, al hacerlo, ofrecer una forma mejor y más limpia de disfrutar de la naturaleza.

Es un propósito ambicioso, pero a su modo de ver, no hay alternativa: «Habiendo vivido toda nuestra vida en las montañas, hemos visto de primera mano el impacto que la humanidad ha tenido en nuestra naturaleza y estamos decididos a minimizar la huella de nuestras acciones».

Fabricación de origen vegetal
Con esta premisa, se ha logrado que las monturas de Spektrum se fabriquen con materiales de origen vegetal. A través de un proceso de modificación específico, se convierten en pellets a los que se les inyecta color con una durabilidad superior, resistente a arañazos que podrían deteriorar el producto con el paso del tiempo. El proceso también evita que los trabajadores se expongan a productos químicos peligrosos. Los detalles de las monturas están hechos de resina no alimentaria y derivados de ricino. En total, el 64% de las gafas Spektrum está hecho con materiales de base biológica.

Si quieres compartir...