• Actualidad Nacional
  • 21 de Oct, 2021

El comercio no puede contener la inflación y subirá precios

El margen del sector comercial y de la alimentación para contener la inflación empieza a agotarse. Todo dependerá de la duración y la intensidad de esta “tormenta perfecta”, en palabras de Ignacio González, presidente de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), que afecta a España y al resto de países europeos desde hace meses: precio de la electricidad desbocado, coste del transporte marítimo en máximos históricos y alza constante de las materias primas. Pero desde el sector advierten ya que no podrán aguantar precios por mucho tiempo más.

“Depende de la evolución de la tormenta perfecta y de la capacidad de absorción que tengamos las empresas, aunque probablemente habrá inflación”, auguró González durante el 36.º Congreso de Gran Consumo de Aecoc, que se celebra entre ayer y hoy en Barcelona.

El margen del sector comercial y de la alimentación para contener la inflación empieza a agotarse. Todo dependerá de la duración y la intensidad de esta “tormenta perfecta”, en palabras de Ignacio González, presidente de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), que afecta a España y al resto de países europeos desde hace meses: precio de la electricidad desbocado, coste del transporte marítimo en máximos históricos y alza constante de las materias primas. Pero desde el sector advierten ya que no podrán aguantar precios por mucho tiempo más.

La tensión alcista afecta a unos sectores más que a otros. De momento, los productores reclaman una mejor retribución por parte de los supermercados y sus intermediarios y han llegado a protagonizar protestas durante el verano. Como consecuencia, Mercadona, líder de la distribución alimentaria en España, anunció una subida en el precio de la leche en sus lineales el pasado agosto.

No será el último paso en este sentido, según avanzaron algunas compañías en la jornada de Aecoc del miércoles, donde se reunieron cerca de 900 directivos.

El escenario para el sector comercial y de la distribución presenta, pues, riesgos. Ahora bien, confían en el ahorro embalsado durante la pandemia para cerrar una buena campaña de Navidad. “Somos moderadamente optimistas”, aseguró Ignacio González. “Es la medida más cortoplacista para poder compensar la situación de alza de precios en la energía o las materias primas”, añadió. Este nivel de ahorro familiar, que el presidente de Aecoc cifró en 12.000 millones de euros, impulsó la campaña de verano turística por encima incluso de las previsiones iniciales. “Confiamos en que las ganas de salir y de hacer cosas compensen la coyuntura”, subrayó.

El efecto de euforia social por la mejora de la situación sanitaria incrementará el consumo en el hogar, confió el consejero delegado de Campofrío. La distribución descarta además problemas de abastecimiento para el Black Friday y la Navidad.

Si quieres compartir...