• Actualidad Internacional
  • 27 de Sep, 2021

Nike sigue al alza

 La multinacional norteamericana Nike sigue ganando terreno tras el parón de pricipios de 2020. La compañía, en el último trimestre, siguió experimentando la misma tendencia al alza en términos de ingresos y de beneficios que no ha logrado frenar ni esta dura pandemia por coronavirus.

La compañía llegó a generar unas ventas totales por valor de 12.248 millones de dólares, lo que representa un aumento del 15,61% con respecto a los 10.594 millones que llegó a generar durante el mismo periodo del pasado año. Además, ha cerrado el trimestre  con un crecimiento del 14,9% frente a los 10.660 millones de dólares que recogía durante los mismos tres meses de 2019.

Con estas cifras, la multinacional cerraba el trimestre con unos ingresos netos por valor de 1.874 millones de dólares, un 23,45% por encima de los beneficios que la compañía logró llegar a generar el pasado 2020 a pesar de las incertidumbres y las restricciones impuestas a causa de la pandemia por coronavirus.

“Los sólidos resultados registrados por Nike este trimestre continúan demostrando cómo nuestra profunda conexión con los consumidores, nuestra implacable apuesta por la innovación y nuestra ventaja digital están alimentando el impulso de nuestra marca”, entraba a explicar John Donahoe, presidente y director ejecutivo de Nike, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional deportiva. “Contamos con el libro de jugadas correcto para poder navegar por las actuales dinámicas macroeconómicas, al tiempo que creamos valor a través de nuestro implacable compromiso por impulsar el futuro del deporte”.

Por zonas, Norteamérica siguió posicionándose como la principal región por volumen de negocio para la compañía, reuniendo unas ventas totales por valor de 4.879 millones de dólares (+15%). Tras Norteamérica, la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) generó unas ventas totales de 3.307 millones de dólares (+14 &); China Continental, 1.982 millones de dólares (+11%); y los mercados de Asia-Pacífico y Latinoamérica, 1.465 millones (+33%).

Además de por el buen rendimiento que Nike logrí en Norteamérica, los sólidos resultados obtenidos durante este primer trimestre han llegado impulsados en buena parte por el negocio de venta directa al consumidor (DTC), tanto a través del canal físico como del online. Unas ventas directas que se dispararon hasta los 4.700 millones de dólares, un 28% más que en el mismo periodo de hace un año.

“Nike es una compañía en crecimiento con unas oportunidades en el mercado más grandes que nunca”, añadió Matt Friend, vicepresidente ejecutivo y director financiero de Nike. “Nuestros resultados del primer trimestre”, apunta, “ilustran cómo la estrategia de Aceleración Directa al Consumidor de Nike continúa impulsado nuestro crecimiento y transformando nuestro modelo financiero a largo plazo”.

Si quieres compartir...