• Actualidad Nacional
  • 06 de Sep, 2021

Lorpen introduce hilos reciclados en su colección PV 2022

Lorpen, la marca de referencia a nivel internacional de calcetines técnicos para outdoor, da un paso más en materia de sostenibilidad y lo hace intensamente, incorporando materiales reciclados. Así, ha sustituido el poliéster Coolmax® de los nuevos modelos primavera verano 2022 por Coolmax® Ecomade, confeccionado al 100% con botellas PET recicladas, y que proporciona la misma frescura duradera que se espera de la marca Coolmax®, pero producido con un 97% de materiales reciclados para ayudar al medioambiente.

Otro de los nuevos materiales es el EcoTherm, una fibra que proviene de Unifi® y que está compuesta en un 50% por poliéster Sorbtek® y un 50% por poliéster Repreve®, 100 % reciclado de botellas de plástico. También, otros de los hilos que ha sustituido es el nailon estándar, utilizado para reforzar ciertas áreas, y el nailon mezclado con Lycra que favorece la adaptabilidad, por nailon reciclado proveniente de redes de pesca. Estos hilos se han aplicado a los modelos T3 Light Hiker, T3 Light Hiker Shorty, T2 Light Hiker, T2 Hiking, T3 Trail Running, T3 Trail Running Padded, T3 Running Precision Fit y T3 Running Padded, que suman la palabra “Eco” a su nombre, para identificarlos. Todos ellos llevarán el sello “Ecoengineered” que Lorpen ha creado para estos modelos de hilos reciclados y que estará impreso en el packaging, que además ha sido renovado, incluyendo la información de una forma más visual, más comprensible y clasificando por colores las diferentes líneas de producto.

Este proceso de innovación viene a responder al modelo de negocio de producción sostenible de las marcas que forman la compañía Ternua Group. En el caso de Lorpen, ya llevaba años dando pasos en esta dirección. Así, su fábrica posee la certificación medioambiental ISO 14001, su energía eléctrica procede de fuentes renovables (placas de luz solar), no se utilizan químicos en los productos finales ni utilizan agua en exceso en sus procesos, y su ubicación (Etxalar) permite al 95% de los trabajadores acudir a trabajar en bicicleta o andando. También, todas las bolsas de plástico que se utilizan en la fábrica se producen con materiales reciclados y todas las cajas contienen un 60% de materiales reciclados. A nivel de producto, todos los materiales utilizados se tiñen y tejen en Europa y cuentan con la certificación Oeko-Tex, que avala que los calcetines no contienen sustancias perjudiciales en ninguna de sus partes.

Si hace dos años Lorpen dio un giro en el diseño de sus calcetines, esta vez la marca se ha centrado en iniciar una transición en los materiales, incorporando materiales sostenibles, sin perder en tecnicidad ni funcionalidad. En las próximas colecciones, la marca continuará aplicando este proceso de implementación de hilos reciclados en más modelos, apostando por el ecodiseño y ofreciendo a los amantes del outdoor un producto puntero en tecnología y respetuoso con el medio ambiente.

Si quieres compartir...