• Actualidad Nacional
  • 03 de Jun, 2021

La industria deportiva europea aguanta la embestida del covid

Algunas de cal y otras de arena. Y al final, el sector prevé cerrar 2021 con un retroceso de apenas el 10%. Parece mucho teniendo en cuenta cómo empujan determinados deportes, como el bike o el Outdoor, pero también es importante tener en cuenta como se han desmoronado otros como, sobre todo, el esquí. Al final, un 10%, es para celebrarlo.

Los datos provienen de la FESI, la Federación Europea de Artículos Deportivos, y de su estudio para evaluar en qué situación se encuentras las empresas del sector. Y la conclusión es esa: que casi la mitad de las empresas europeas prevén cerrar este ejercicio con un descenso de la facturación de, como mucho, el 10%. Y eso, teniendo en cuenta que el ejercicio pasado se cerró con un -30%, debe verse con bastante optimismo. De los encuestados, el 80% son marcas y retailers; un 12%, fabricantes y un 8%, proveedores.

El estudio, realizado en plena tercera ola, constata que el 73% de los encuestados registraron un descenso del 30% en sus ventas el año pasado, para un 12,5%, el descenso fue de entre el 21% y el 30% y solo un 13% de las compañías registraron un comportamiento positico. Éstas, en la mayoría de casos, centraban su negocio den deportes como el running, el bike o el Outdoor, las modalidades más dinámicas de los últimos 12-18 meses.

De hecho, un 55% de las empresas han registrado crecimientos en artículos de Outdoor y un 37% han mejorado sus ventas de artículos vinculados al universo bike. En cambio, el esquí y los otros deportes de invierno, como hemos dicho, han sufrido un importante revés: el 89% de las empresas de esquí registraron caídas de la facturación de hasta el 50%, y un 11% vieron como su facturación se reducía más de un 80%.

Para este año, un 43,8%, estima que su facturación no sufrirá descensos de más de un 10% e, incluso, un 13% señala que puede cerrar el año con números verdes. El optimismo a corto plazo está intacto y más de la mitad confía en que la economía se recuperará este año. El resto de los encuestados ve esta recuperación en un horizonte un poco más lejano, en 2022 o 2023.

En cuanto al emergente universo del ecommerce, que tanto ha crecido en la pandemia, la encuesta refleja un dato previsible: los operadores con plataforma online han salvado los muebles. No en vano, un 20% asegura que gracias a su ecommerce se ha conseguido salvar más del 60% de lo que se ha perdido offline. La brecha digital se hace evidente cuando se constata que un 18% de las compañías, principalmente pymes, no tienen todavía tienda online y, por lo tanto, no han podido compensar las pérdidas ni aprovechar el boom del ecommerce.

Si quieres compartir...