• Actualidad Nacional
  • 13 de May, 2021

La TUE avala las ayudas a Amazon que denunció Bruselas

Nuevo varapalo de la justicia europea a la Comisión por las ayudas fiscales de las tecnológicas. El Tribunal de Justicia de la UE (TUE) avaló este miércoles las ayudas fiscales por valor de 250 millones de euros que la multinacional estadounidense Amazon recibió de manos de Luxemburgo y que la Comisión Europea había ordenado devolver por considerarlas ilegales.

En su sentencia, la justicia europea dictaminó que no existe una “ventaja selectiva en favor de una filial luxemburguesa del grupo Amazon” y anula la decisión de la Comisión por la que se declaró la ayuda incompatible con el mercado interior. El tribunal cree que la Comisión no demostró de manera suficiente que hubiera habido una reducción indebida de la carga fiscal de una filial europea del gigante del comercio electrónico.

El caso se remonta a 2006 cuando Amazon continuó sus actividades en Europa a través de dos sociedades establecidas en Luxemburgo: Amazon Europe Holding Technologies (LuxSCS), cuyos socios eran entidades americanas del grupo Amazon, y Amazon EU Sàrl (LuxOpCo), filial íntegramente controlada por LuxSCS. Tras una investigación abierta en 2014 sobre la forma de operar de ambas sociedades, Bruselas exigió a Luxemburgo en 2017 que reclamase a Amazon 250 millones por impuestos no pagados.

Según dijo entonces la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, la compañía se había beneficiado de rebajas fiscales ilegales desde 2003. “Luxemburgo ha otorgado beneficios tributarios ilegales a Amazon, y como consecuencia de ello casi tres cuartas partes de sus beneficios no estaban gravados”, dijo entonces Vestager, que criticó que se hubiera permitido a la multinacional “pagar cuatro veces menos impuestos que a otras compañías locales sujetas a la legislación nacional”.

Tanto Amazon como Luxemburgo recurrieron la decisión del Ejecutivo comunitario que implicaba la recuperación por parte de las autoridades del país de esos 250 millones de euros.

En su sentencia, el Tribunal Europeo da la razón a Amazon y a Luxemburgo en sus recursos al considerar que el Ejecutivo comunitario basó la constatación principal de que había ventaja fiscal en un “análisis erróneo”, por ejemplo al considerar que LuxSCS era un mero titular pasivo de los activos intangibles de que se trataba.

Tras conocerse el fallo, Vestager señaló ayer que lo examinarán antes de decidir si apelan. Amazon, por su parte, dio la bienvenida a la decisión del tribunal “que respalda el argumento que siempre hemos mantenido, que Amazon cumple con todas las leyes aplicables y no hemos recibido ningún trato especial”. La compañía recordó que está "comprometida con Europa" y señaló que desde 2010 ha invertido 78.000 millones de euros en el Viejo Continente, donde tiene 60 centros logísticos, 100 oficinas corporativas y diferentes centros de desarrollo donde emplea a más de 135.000 personas.

La decisión mete presión a Bruselas en su estrategia por poner coto a la ingeniería fiscal de las grandes multinacionales. El Tribunal General ya anuló la decisión de la Comisión sobre Apple para la devolución de 13.000 millones que consideraba ayudas fiscales en Irlanda.

En otra sentencia este miércoles, el TUE sí consideró probado que Luxemburgo ofreció un trato fiscal ventajoso a la energética francesa Engie y confirmó la decisión de Bruselas que obliga a la empresa a devolver 120 millones.

Si quieres compartir...