• Actualidad Nacional
  • 13 de May, 2021

Los MIllenial y la Generación X, más austeros, más responsables y más online

La Escuela Superior de Comercio y Distribución (Escodi) ha llevado a cabo una segunda encuesta sobre hábitos de consumo en periodo de pandemia, un año después del primer estudio, realizado en pleno confinamiento. Los resultados evidencian la consolidación de varias tendencias ya detectadas en abril de 2020, como el incremento de la concienciación por un consumo responsable -hasta un 60% de los encuestados están decididos a reducir su consumo-; el mantenimiento de la compra online, incluso cuando se logre la “nueva normalidad”; y cierto rechazo -a pesar de la situación económica- al modelo del low cost. El consumidor prefiere productos de proximidad, pero que sean económicos.

El estudio, dirigido por el Dr. en Psicología, Albert Vinyals, se basa en los resultados de encuestas y de tres focos grupos de consumidores entre 18 y 45 años. Se llevó a cabo entre el 19 y el 24 de abril de 2021.

La compra online

El hábito de la compra online del consumidor ha crecido un 21% en relación con los resultados obtenidos hace un año, en pleno confinamiento. El incremento es especialmente significativo si tenemos en cuenta que entonces, en abril de 2020, el hábito de la compra online ya registraba un crecimiento del 17%, si los datos se comparaban con los de la pre-pandemia.

El 38% de los participantes en el estudio afirman que ahora compran más en internet, y que seguirán haciéndolo, cuando se controle el Covid-19.

Paralelamente también se registra un fuerte incremento del hábito de compra de productos de proximidad y en comercios de proximidad. Un 46% de los encuestados aseguran que éstas son sus opciones prioritarias. Las mujeres son las que más buscan productos de Km0 y compran más en comercios de proximidad, y son los hombres los que más compran online. Así mismo, los más jóvenes son los que compran menos productos de proximidad.

Ambas tendencias de consumo vienen a ratificar que la omnicanalitat, también del comercio de proximidad, tiene que ser una de las opciones prioritarias de los retailers en el futuro más inmediato.

Consumo responsable y low cost

El 71% de la muestra del estudio afirma que con sus actos de consumo quiere ser más respetuoso con el medio ambiente, especialmente si la sostenibilidad no implica un mayor gasto económico. Y son el Millenials y la Generación X (los consumidores entre 28 y 56 años) los que lo tienen más claro. No obstante, el consumo de productos ecológicos no crece, debido especialmente al precio. Los participantes en la muestra relacionan más la sostenibilidad con la austeridad y la compra de proximidad. El hecho que el 63% desee que disminuya el consumismo es un dato más que ratifica esta interpretación y la apuesta por la austeridad.

Una austeridad que, además, no implica un retorno a la opción del consumo de productos de low cost, como en 2008, y a pesar de la actual situación económica. Hasta un 35% de los encuestados aseguran textualmente que evitarán la compra de opciones de low cost. Prefieren productos de valor añadido, aunque puedan comprar menos.

¿Qué se consume?

Los hábitos de qué se consume se han mantenido o acentuado después de un año de pandemia. Un 61% de los consumidores asegura que cocina más, un 8% más que en abril de 2020; o que hace más repostería -una actividad que ha crecido un 10% en un año, para llegar hasta el 45%-. El único hábito que ha bajado en relación al consumo relacionado con el hogar es el de la limpieza, y lo ha hecho en cinco puntos, situándose ahora en el 37% de los consumidores. Ese 37% sigue asegurando que limpia más que antes de la pandemia.

También se han acentuado las tendencias por un mayor consumo de internet, televisión, plataformas digitales y la compra online, que ya hemos mencionado. Del mismo modo continúan bajando como tendencias: hacer fiestas, ir a restaurantes, ir a peluquerías o a servicios de cuidado personal.

Y, ¿cómo se siente el consumidor?

Aunque el 57% de los encuestados ya ha vuelto al trabajo presencial, cuando en abril del 2020 solo era un 18% el que iba a trabajar a la oficina; el teletrabajo, que antes de la pandemia de la Covid-19 solo era la opción de un 9%, ahora es la forma habitual de trabajar del 19% de los participantes en la muestra. Otra tendencia que parece haber llegado para quedarse.

Los datos sobre la situación de los consumidores también denotan el agotamiento a causa del largo confinamiento. Hasta un 55% de los encuestados aseguran estar peor que antes del confinamiento. Así mismo, la mayoría afirma que sus relaciones personales también han ido a peor, con la matización que están mejor las relaciones con la familia que con los amigos. En el ámbito económico, el doble de los encuestados asegura que ha empeorado su situación en el último año, en relación a los que creen que están mejor.

Este estado de ánimo es posiblemente la razón por la que un 21% de los consumidores afirma que no tiene ganas de ir a comprar, o que el 45% asegure que no quiere comprar más ropa.

La pandemia también parece haber influido en los valores de las personas. Un 56% dice que se está replanteando sus necesidades; un 60% asegura que quiere ser menos egocéntrico de lo que lo era, y hasta un 81% tienen más ganas de estar más tiempo con la gente a la que quiere.

La nueva normalidad

La vacunación masiva llevará a una “normalidad” que, las tendencias de consumo que se consolidan después de un año de pandemia parecen determinar que será “nueva” para el sector retail. Especialmente en lo que hace referencia a la voluntad de ser más austeros, de practicar un consumo de responsabilidad basado en productos y comercios de proximidad; y la compra online, pero no vinculada a restricciones o limitaciones sanitarias, sino como opción de consumo.

 

Si quieres compartir...