• Actualidad Nacional
  • 15 de Abr, 2021

El ecommerce podría alcanzar un 30% de cuota en 2030

La pandemia de coronavirus y las consecuentes medidas que se han aplicado en el último año para mitigar los contagios ha intensificado la adopción del ecommerce. Lo que ha acelerado y adelantado en dos-tres años la transformación del sector retail hacia la omnicanalidad.

Así lo expone la consultora Oliver Wyman en su último informe, ¿Es el ecommerce bueno para Europa?, después de haber analizado la evolución del comercio digital en la última década en ocho países europeos, entre ellos España.

Entre las principales conclusiones, el crecimiento del canal online en las ventas del sector retail, que se ha visto acelerado por la crisis sanitaria. Así, se estima que para 2030 el canal online represente el 30% de todas las ventas al por menor.

“La COVID-19 ha supuesto un antes y un después para el ecommerce. Si antes de la pandemia se comenzaba a atisbar cierta desaceleración de las ventas por el canal online en la mayoría de los países en Europa, ahora todo indica que lo más probable es un crecimiento sostenido y constante de esta actividad”, asegura María Miralles, socia responsable del área de Retail & Consumer Goods de Oliver Wyman para EMEA.

De acuerdo con el estudio, el ecommerce aumentó un 31% en 2020, frente al crecimiento del 12% experimentado un año antes. Por países, la tendencia al alza es homogénea en todos los mercados. En España, en concreto, las ventas de ecommerce se elevaron un 38% frente a la variación interanual del 18% en 2019.

El futuro, omnicanal
En la última década, las ventas del ecommerce en el Viejo Continente crecieron más rápido que las del conjunto del sector minorista. Mientras que la tasa media anual de crecimiento del comercio online en ese periodo fue del 14,6%, el conjunto del sector retail europeo crecía a un ritmo anual del 2% y las ventas en tienda física, un 1%. Aún así, en 2019 los establecimientos representaban el 89% de los ingresos del conjunto del sector.

De acuerdo con Miralles, la tienda física continuará siendo el principal canal de venta en la próxima década, pero lo ocurrido el año pasado con el ecommerce expone que el futuro del retail pasa por la omnicanalidad.

“No solo ha aumentado la confianza de los consumidores en los niveles de servicio y las soluciones de pago online, sino que, además, las grandes enseñas y las tiendas físicas están añadiendo funciones online que hacen aún más atractiva su oferta y los consumidores cada vez se muestran más híbridos en sus hábitos: miran y compran online y recogen en tienda o al revés. Como resultado, los límites entre el ecommerce y la venta física se están difuminando”, explica.

Mayor adopción por parte del comercio organizado
Otro factor que incide en la aceleración de la transformación del retail hacia la omnicanalidad es, según la consultora, la digitalización del comercio minorista organizado. En los países donde el retail está más organizado, la cuota de ecommerce en el total de ventas es más alta, ya que el comercio organizado establecido ha avanzado más rápido hacia la venta omnicanal.

A este respecto, España es uno de los mercados europeos con menor madurez del comercio organizado y también menor penetración del canal online en el total de las ventas minoristas. En 2019, las ventas de este segmento representaron en torno al 49% y su penetración online alcanzaba el 5,5%.

De acuerdo con la consultora, a medida que avance la expansión del comercio minorista organizado se irá consolidando la omnicanalidad del conjunto del sector retail.

fuente: distribucionactualidad.com

 

Si quieres compartir...