• Actualidad Nacional
  • 15 de Abr, 2021

¿Cómo serán los nuevos consumidores del futuro más inmediato?

Las empresas líderes aún están encontrando la manera de comprender las necesidades de los clientes y ofrecer formas de satisfacerlas en cada punto de contacto. El 2021 será un año de muchos cambios y eso también representa una nueva dinámica de compra en el sector retail.

El reporte de Idea Communication, Consumer Trends 2021, explica que surgirán cuatro tipos distintos de consumidor: Compresionalistas, Kindness Keepers (o Guardianes de la Bondad), Market Makers (o Creadores de mercado) y los Cyber Cínicos.

Compresionalistas
Este tipo de consumidor no dispone de demasiado tiempo y favorece la comodidad y la facilidad de compra sobre cualquier otra cosa. ¿Cómo se prepararán las empresas para atender a este grupo de compradores de bajo tiempo que anhela facilidad de compra en lugar de descuentos en el precio?

Las compañías deben ordenar la experiencia digital, usando inteligencia artificial y machine learning para agilizar el recorrido del comprador y adoptar un enfoque de producto de “menos es más”. Ser simples y directos para captar rápidamente la atención del consumidor.

La inteligencia artificial transformará la velocidad de entrega. El futuro del comercio minorista se centrará en aprovechar los datos para anticipar y responder sin estrés las soluciones de compra. Asimismo, hay que tener en cuenta que un sitio web sobrecargado visualmente no ayuda a la conversión porque los compradores se confunden y frustran. La experiencia de usuario es fundamental para el resultado final.

Kindness Keepers
Este tipo de consumidor le da mucha importancia a la bondad, valores y cuestiones sociales. Estos consumidores prefieren apoyar a las empresas que han recibido inversiones de impacto que tienen como objetivo apoyar a causas sociales.

Las empresas que admitan sus fallas o errores pasados y transmitan una sensación de seguridad, así como de responsabilidad social, podrán relacionarse fácilmente con este tipo de compradores. En el 2018, un estudio de Accenture encontró que el 48% de los consumidores se encuentran decepcionados por la posición de una marca sobre un tema social.

Las personas demandan que las organizaciones tomen una postura frente a conflictos sociales y que aborden el problema. Cuando las empresas no se manifiestan de ninguna manera, pierden la oportunidad de atraer a potenciales consumidores. Además, pierden credibilidad frente a sus clientes actuales.

Las marcas lo que necesitan es invertir a largo plazo, no solamente realizar acciones únicas. Es decir, estar en comunicación constante con la audiencia y demostrarles que el único objetivo de la empresa no es solo vender y hacer dinero.

Por ejemplo, el rapero Meek Mill y Puma crearon una zapatilla Clyde Cort #Reform, buscando resaltar la necesidad de un cambio en el poder judicial. La parte superior de la zapatilla luce roja con detalles en negro, representando los sacrificios hechos por aquellos atrapados injustamente en el sistema. Así como Puma, diversas marcas se suman constantemente a causas que apoyan a una causa social que busca mejorar el bienestar de la comunidad.

Market Makers
Este tipo de consumidor valora la innovación y representación. Gracias a la innovación se puede crear nuevos mercados. Esto significa que incluso se pueden servir a personas para las que aún no existen productos ajustados a sus necesidades.

El informe de Idea Communication, resalta que, para las empresas de occidente, existe una disminución en innovaciones creadoras de mercado. Temerosas por la inestabilidad económica, las empresas están optando por innovaciones de eficiencia: hacer más con menos recursos. Con estas innovaciones se aumenta la rentabilidad, pero a menudo venden a mercados superpoblados.

Mientras que los países emergentes se enfocan en crear nuevos mercados, otras regiones se centran en los desatendidos, como las minorías y personas con discapacidad. Incluso, la generación de musulmanes está considerada como un mercado potencial, en el cual no existe una gran oferta de productos y servicios personalizados. Los retailers deben buscar nuevas oportunidades para generar mayores ingresos.

Cyber Cínicos
Este tipo de consumidor desconfía de la tecnología. Lo cierto es que, con el aumento del fraude y la ciberdelicuencia, las personas tienen temor de comprar por medios digitales. Las empresas deben asegurar a este grupo de consumidores que el proceso de compra es seguro.

En ese sentido, el uso de los datos de los compradores debe ser comunicado de manera transparente. Las marcas y los minoristas que buscan transacciones hipertransparentes deben crear recompensas para intercambiar datos. Los consumidores entienden que habrá cierto grado de mercantilización de los datos, pero están generalmente dispuestos a intercambiarlos, por servicio y conveniencia. A medida que aumentan los anuncios patrocinados falsos, las marcas deben priorizar la transparencia y construir una comunicación verídica con sus clientes.

En resumen, el 2021 seguirá cambiando las prioridades de los consumidores y las empresas. El futuro consumidor está dispuesto a pagar incluso más por conveniencia, autenticidad y sobre todo relacionarse con empresas que tienen un propósito más allá de lo financiero.

Las empresas harán bien en adoptar un enfoque basado en valores para sus estrategias de marketing, ya que se ha visto más de un caso en el que la reputación de una compañía se vio seriamente afectada gracias al descontento de consumidores que hicieron pública sus denuncias en redes sociales haciendo el contenido viral.

Si quieres compartir...