• Actualidad Internacional
  • 24 de Feb, 2021

Puma cierra el último trimestre con una fuerte subida y salva el 2020

Puma ha sido testigo de un aumento de las ventas del 9,1% por ciento, hasta los 1.520 millones de euros, durante el cuarto trimestre de 2020 gracias al "desarrollo positivo de las ventas". Este aumento de las ventas se debió principalmente a un aumento del 11,8% en las ventas en Asia/Pacífico, impulsadas sobre todo por el auge logrado en China.

Mientras tanto, las ventas aumentaron un 9,8 por ciento en EMEA, a pesar de las medidas de bloqueo relacionadas con Covid-19 en Europas en América aumentaron un 6,1 por ciento con un crecimiento en América del Norte y América Latina.

“Aumentamos nuestras ventas en el cuarto trimestre a pesar de las medidas de bloqueo. Esto, junto con nuestro sólido desempeño en el tercer trimestre, donde nuestras ventas crecieron un 13 por ciento, subraya la fortaleza tanto de Puma como de toda la industria del deporte, y me hace mirar positivamente al futuro ”, dijo el director ejecutivo de Puma, Bjørn Gulden.

“Esperamos que el impacto negativo continúe durante el primer trimestre y partes del segundo, pero esperamos ver una mejora en la segunda mitad del año. Estoy convencido de que 2021 será un año mejor para nosotros que 2020 ”.

Todas las divisiones de productos también contribuyeron al crecimiento. Las prendas de vestir crecieron un 15,7 por ciento, los accesorios aumentaron un 7,3 por ciento mientras que el calzado aumentó un 3,8 por ciento.

2020, mejor de lo que parecía
Con estas cifras, la marca alemana cierra 2020 salvando los muebles. La compañía acaba el año con una facturación de 5.234 millones de euros, lo que supone un descenso de tan solo el 4,9% respecto al año anterior. 

Por mercados, la zona EMEA registró un incremento de ventas del 1,5% en el ejercicio, hasta 1.983 millones de euros, y fue la única que experimentó una evolución positiva en el cómputo de 2020. En América los ingresos cayeron un 3%, hasta 1.775 millones de euros, y Asia Pacífico registró una caída del 3,2%. Por categorías, la moda perdió un 1,5%, el calzado, registró una caída del 3,1%, y los accesorios sí lograron cerrar el año en númros verdes, con un crecimiento del 3,5%.

"2020 fue definitivamente el año más difícil que haya experimentado", dijo Bjørn Gulden, director ejecutivo de Puma. “La pandemia de Covid-19 nos puso en situaciones que nunca antes habíamos visto. Creemos que hemos superado esta crisis lo mejor que pudimos resolviendo los problemas día a día sin obstaculizar el impulso a mediano plazo de Puma. Lamentablemente, la pandemia todavía está aquí y afecta nuestro negocio. Esperamos que el impacto negativo continúe durante el primer trimestre y partes del segundo, pero esperamos ver una mejora en la segunda mitad del año. Estoy convencido de que 2021 será un año mejor para nosotros que 2020 ”.

Si quieres compartir...