• Actualidad Internacional
  • 23 de Feb, 2021

Ternua colabora en la creación de una cooperativa laboral para fabricar gorros

Ya lo dice en su claim de marca: Ternua protege a las personas y al planeta al mismo tiempo, con prendas sostenibles, técnicas y funcionales. En esta labor de proteger a las personas, Ternua ha incluido en su línea de accesorios de la colección del próximo invierno dos modelos de gorros que serán hechos por mujeres del valle del Hushé (Pakistan). Se trata de un proyecto en colaboración con la Fundación Baltistán, creada por el alpinista y friend de la marca, Alberto Iñurrategi, en 2001, en el Valle de Hushe, en honor a su hermano Félix.

Gracias a esta iniciativa, la marca ayudará a las mujeres de la zona a crear una cooperativa llamada Ringchan, donde producirán gorros de lana que Ternua comercializará en sus diferentes mercados, y de esta forma, la cooperativa tendrá ingresos propios y fomentará el empoderamiento femenino en el valle.

La formación humana y profesional son
los pilares de esta Fundación, como llave para el desarrollo socio-económico de la población.
 Las mujeres llevan formándose en cursos de costura desde hace 10 años, en los que además de técnica, se les ha formado en DDHH y autoestima. Desde Ternua se anima a los detallistas a programar en sus pedidos de Otoño-Invierno 2021-2022 los accesorios que producirá la cooperativa Ringchan ya que “esta iniciativa abriga a las personas de forma sostenible en todos los sentidos, tanto a las personas que vistan este accesorio el próximo invierno para protegerse del frío, como a las mujeres del valle del Hushé, ya que les ofrece progreso, empoderamiento y valor social”.

Si quieres compartir...