• Actualidad Nacional
  • 10 de Feb, 2021

La Generalitat amplía la subvención a las tiendas que no pueden abrir aún

 La Generalitat catalana ha actualizado su plan de ayudas a los negocios afectados por las restricciones contra la pandemia y ha ampliado a 8.500 euros la subvención a comercios grandes o que operan en centros comerciales. También ha aprobado una línea de más de 618 millones destinados a empresas con trabajadores en ERTE y autónomos. 

El Govern ha ampliado la línea de ayudas a comercios no esenciales de más de 400 metros cuadrados o que se encuentran en centros comericales y a medida que ha prorrogado su cierre en el tiempo. Lo ha hecho desde los 2.500 euros iniciales previstos el 27 de enero hasta los 6.000 después y, finalmente, los 8.500 actuales por tienda, de un solo pago y para los que todavía no hay fecha de cobro. Unas ayudas que "han llegado cortas de cuantía y tarde porque no ha habido ninguna para el cierre de octubre, noviembre y parte de diciembre", lamenta el responsable de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales en Cataluña, Víctor García. Algo que comparten desde la Associació de Comerciants de Centres Comercials de Catalunya, cuyos miembros ya perdieron las seis semanas de mayor facturación del año aquellos meses: "Estos 8.500 euros no cubren lo que hemos perdido, ni siquiera nos llegarán para cubrir el 50% del alquiler de nuestras tiendas", critican.

"Por mucho que los propietarios puedan hacer un esfuerzo y bajar el alquiler, este se debe seguir pagando... los ERTE también son una ayuda, pero no implican que se eliminen los gastos de personal, ni de mantenimiento de la tienda o impuestos, de los que no ha habido ninguna reducción", insiste García, que agrega: "Si a eso le sumas que la gran mayoría de empresas tienen un préstamo o alternativas de financiación que todavía no se están devolviendo, la situación es peor".

Por otro lado, el Govern ha aprobado un plan de más de 618 millones de euros, de los que 415 serán transferidos en ayudas directas de hasta 2.000 por trabajador en ERTE para pequeñas (aquellas con menos de 50 empleados y un balance anual menor de 10 millones) y medianas empresas (las de menos de 250 trabajadores y un volumen de negocio inferior a 50 millones). Cubrirán unos 104.000 empleados y cada empresa puede recibir hasta 30.000 euros; estas deben mantener el mismo volumen de trabajadores hasta finales de año y, en caso de incumplirlo, deberán devolver el pago con intereses.

La línea también incluye 2.000 euros para el mantenimiento de la actividad económica de los autónomos y microempresas que los soliciten, hasta alcanzar 280 millones de euros; unas ayudas que se podrán solicitar a partir de la semana que viene. Técnicos del Departament d'Empresa i Coneixement insisten en "haber aprendido" de los errores de planes anteriores, como el dirigido a los autónomos y cuyas ayudas se agotaron al cabo de unas horas, y que antes de aprobar una línea de ayudas calculan el "universo de beneficiarios" a los que se dirigen para tratar de cubrirlo al máximo.

Si quieres compartir...