• Actualidad Nacional
  • 21 de Ene, 2021

El deporte catalán pide amparo al Sindic de Greuges

Ante el sentimiento de discriminación y carencia de criterio del Gobierno catalán en la hora de tomar decisiones para controlar la pandemia, ADECAF, COPLEFC, GESTIONA, INDESCAT y UFEC se reúnen con el Síndic de Greuges.

Jordi Roquer, miembro de la Junta Directiva de INDESCAT, Gerard Esteva, presidente de la UFEC; Augusto Tarragó, presidente de ADECAF; Pere Manuel, presidente del COPLEFC; y Josep Viladot, presidente de GESTIONA, se han reunido con el Síndic de Greuges, como representantes del sector deportivo de Cataluña, con el objetivo de exponer los agravios a los cuales se ven sometidos.

Jordi Roquer, de INDESCAT, ha trasladado al Síndic de Greuges la importancia de Cataluña como uno de los polos de empresas del deporte más importantes de Europa y por eso “pedimos a nuestros gobernantes que actúen de forma inmediata para evitar que desaparezca una parte importante de un sector que se ha construido con mucho de esfuerzo desde los Juegos Olímpicos del 92. Es un legado que no puede desaparecer”. INDESCAT se ha reunido en varias ocasiones con el Gobierno, “pero constatamos, un golpe más, que el sector, y especialmente una parte importante de la industria, están infravalorados. Cuando todo el mundo se dé cuenta del que se está perdiendo, ya no habrá nada a salvar”.

Roquero ha explicado que “las ayudas del Gobierno han estado mínimos, no cubren ni de lejos ya no los ingresos que no hemos tenido ni tendremos, sino las propias medidas que hemos aplicado durante todos estos meses”. Hay empresas que han sufrido hasta cuatro cierres sin ingresar nada y muchas otros llevan más de 10 meses bajo mínimos, sin actividad. “Las ayudas del Gobierno en los centros deportivos –que suponen el 29% del sector deportivo con ánimo de lucro- son insuficientes”, ha explicado Roquero. Pero “el más grave” es que “se deja fuera de estas ayudas al 71% del tejido empresarial del deporte”, puesto que se han cancelado la inmensa mayoría de los acontecimientos deportivos y todo ello acaba afectando a toda la cadena productiva y de valor del sector.

Basándose, entre otras premisas, en el hecho que practicar ejercicio físico y deporte es un hábito de vida saludable, que la OMS defiende que se permita practicar actividad física a fin de tener una ciudadanía sana y preparada para hacer frente a las enfermedades, que todos los integrantes del sector han tomado las medidas que el Gobierno los ha pedido y que se ha demostrado con datos que los espacios deportivos son espacios seguros, han reclamado al síndico Rafael Ribó, que:

• La actividad física y el deporte sean reconocidos como actividades de utilidad pública y, su prestación, como servicios esenciales.

• Que el Gobierno aporte los medios económicos necesarios porque el sector no tenga que sufrir las pérdidas económicas y de puestos de trabajo que están comportando estos cierres y restricciones arbitrarias. Que permita la apertura en condiciones que se pueda llevar a cabo la práctica deportiva con garantías de viabilidad económica.

• Que la paralización de las competiciones catalanas es un agravio comparativo respecto del resto de deportistas del Estado, lo cual comportará una bajada del estado físico y del próximo rendimiento de los deportistas catalanes. Y por tanto, que se retomen tanto los entrenamientos en condiciones normales como las competiciones. El deporte es seguro y se han implantado protocolos de seguridad para la práctica deportiva rigurosos y validados por el gobierno.

• Que se cree una mesa sectorial en la cual el sector sea informado y con el cual se acuerden las medidas que lo tengan que afectar. Una tabla de colaboración y trabajo.

• Que se defienda ante el Gobierno español: o la reducción del IVA al sector deportivo, o la reducción al IRPF del gasto de la práctica deportiva (licencias federativas y escolares y cuotas de gimnasios) y o la exención fiscal mientras duren los efectos de la pandemia, tanto desde el Gobierno español, como del catalán y de las administraciones locales.

Las duras restricciones con las cuales se ha tratado el sector deportivo en Cataluña han sido las causantes del cierre de muchas instalaciones deportivas del territorio, de la paralización de la competición y de la parada de producción de bienes y servicios, así como la cancelación de acontecimientos deportivos.

Todas estas restricciones y cierres están teniendo, además, una repercusión importante en la escalada pandémica del sedentarismo, de la obesidad y de enfermedades cardiovasculares y crónicas en general.

Si quieres compartir...