• Opinión
  • 15 de Ene, 2021

Opinión: Marketplace: ¿una apuesta segura? , por Jaume Ferrer

La COVID-19 ha convertido 2020 en un año para olvidar, donde ha habido muchas más penas que alegrías. Penas que, a pesar de la llegada de las vacunas, todavía vamos a arrastrar durante unos años, sobre todo los efectos económicos de esta crisis sanitaria. En España y en la mayoría de los países del mundo.

En un contexto así, nuestro sector puede considerarse un auténtico privilegiado a nivel global, con un importante incremento de la práctica deportiva, que ha alcanzado niveles muy cercanos a los de los países nórdicos que históricamente han ido muy por delante. Pero el incremento de la práctica y las ventas ha sido muy desigual dependiendo de las diferentes actividades que se han visto más o menos perjudicadas por las restricciones impuestas en la mayoría de países. Mientras los deportes indoor y de equipo se han visto muy castigados, para los deportes al aire libre, como el running y sobre todo el bike, este año ha sido el mejor que se recuerda, con un crecimiento espectacular de la práctica y, también, con un boom sin precedentes en la venta. Hasta el punto, por cierto, de que marcas y tiendas han roto stocks en la mayoría de los productos -y principalmente en segmentos medio/altos-.

El outdoor en general, y otros deportes tan distintos como el pádel, el golf, el vóley playa o el pádel surf han tenido también importantes incrementos. Como también los han tenido determinados productos que han roto stocks incluso en las plataformas online, como los productos de home fi tness, tenis de mesa o las canastas de básquet. Por el contrario, y como viene siendo habitual en las ultimas crisis, la moda es la que más se resiente y, por su importante peso en el mercado, acaba inclinando negativamente los resultados globales del sector.

En breve verá la luz el nuevo marketplace impulsado por AFYDAD Spain is Sport. Especializado en artículos españoles de moda y equipamiento deportivo, funcionará bajo el modelo de drop shipment, de manera que cada marca gestionará su propio stock.

Pero paralelamente a ello, esta imprevisible crisis nos ha cogido a contratiempo con los muchos cambios que ya se estaban produciendo y que, con esta pandemia, se han acelerado de tal forma que ha transformado por completo la cadena de valor, abriendo la puerta a un nuevo paradigma muy distinto al que venía defi niendo al sector en los últimos años. Y en este nuevo contexto, que ha venido para quedarse, los Marketplace jugarán un papel muy importante en los próximos años. Y no solo por los grandes monstruos generalistas, sino también por los Marketplaces específi cos, como Sportalius, el primer y fallido intento del sector donde las empresas distribuidoras de material o instalaciones deportivas y las empresas proveedoras de servicios relacionados con el deporte, podían vender sus productos o servicios. También los clubs, centros deportivos y asociaciones podían comprar en la plataforma todo lo que necesitaran para su negocio. Desde que este Marketplace primitivo cerrase en 2016, hasta hoy, han pasado casi cinco años y los modelos han evolucionado mucho. Y un buen ejemplo es el nuevo marketplace Spain is Sport, que estará gestionado por Afydad, asociación que, recientemente, anuncio su puesta en marcha para el próximo mes de enero y que funcionará bajo el modelo de drop shipment, de manera que cada marca gestionará su propio stock y donde los distribuidores también podrán jugar un papel importante Un marketplace especializado en artículos españoles de moda y equipamiento deportivo. Este nuevo proyecto del sector español del deporte, que ha logrado luz verde del Icex para incluirlo en su plan sectorial, tiene como principal objetivo aumentar la notoriedad de las marcas españolas de deporte.

Esta imprevisible crisis ha acelerado los cambios que ya se estaban dando, transformando por completo la cadena de valor, y abriendo la puerta a un nuevo paradigma muy distinto al que venía definiendo al sector en los últimos años

Aunque algo tarde, Decathlon también ha decido apostar por esta vía e ir avanzando hacia este ampliado concepto de venta online para ganar oferta tanto en gama como en marcas. La multinacional francesa, desde hace un par de meses, ya ha iniciado en Europa sus pruebas para evolucionar su clásica página web -que hasta ahora solo vendía productos de sus propias marcas y de otras marcas que están en su stock- hacia un ‘marketplace’ al estilo Amazon, es decir, una plataforma para que todo tipo de marcas puedan aprovecharse de su visibilidad, pero donde la logística correrá a cargo de cada una de ellas. Otros grandes operadores, como Sprinter, también están compitiendo por hacerse un hueco entre los Marketplaces verticales, mercado donde también quieren estar dos de los principales distribuidores nacionales, que en breve -y unidos- darán a conocer su apuesta online.

 

Si quieres compartir...