• Actualidad Nacional
  • 30 de Oct, 2020

La COPLEFC reclama a las administraciones proteger al deporte

Todas las voces van en una misma dirección; los profesionales, las empresas y las patronales, todos los actores, más allá de siglas y nombres, reclaman la defensa del sector. Está en juego la misma supervivencia de los agentes que hacen posible la actividad física y el deporte. Por eso ahora es la hora de reclamar nuevamente la consideración de la actividad física y el deporte como servicio esencial, como también un conjunto de ayudas económicas de aplicación inmediata, no aplazadas en el tiempo, ni tampoco solo de carácter financiero, sino con aportaciones directas.

El COPLEFC, como representante del colectivo de educadores físicos deportivos (EFE) y del conjunto de profesionales del sector de la actividad física y del deporte, y que así mismo velatorio por el derecho de la ciudadanía a la práctica de la actividad física, también quiere hacer énfasis contra la situación actual y remarcar en primer lugar la afectación personal, puesto que en primera instancia golpea, como trabajadores, los responsables de hacer funcionar con la máxima calidad todo el conjunto de empresas y entidades involucradas, una afectación, de retruque, que incide negativamente en los beneficios para los practicantes. l

La magnitud de la tragedia
El Estudio de impacto de la COVID-19 sobre el sector privado con ánimo de lucro del deporte de Cataluña, elaborado por la Indescat con la colaboración del COPLEFC (junio del 2020) ya posaba encima la mesa como dato los recortes previstos en recursos humanos, entre un 33,3% y un 46,9%, según si se consideraban emprendidas con titularidad de personas físicas o bien sociedades.

Así mismo, el 2.º informe Impacto COVID-19 en instalaciones deportivas, firmado por la consultora Valgo y la FNEID, patronal estatal de instalaciones deportivas, referido en septiembre pasado, determinaba un panorama igualmente desolador con la reanudación posterior al cierre de las instalaciones por culpa del confinamiento: con un 53% menos de ingresos en los centros de fitness, previsiones de cierre futuro de un 44% de centros y con afectaciones diversas hasta el
80% de los trabajadores de estas instalaciones.

La necesaria actuación inmediata

Si estas eran los datos provocados por la “primera oleada” de la COVID-19, ahora que hemos entrado en la segunda, y de acuerdo con el conocimiento acumulado y la evidencia contrastada que el sector supone una incidencia ínfima de contagio, tal como se pone de relieve desde el mismo Ministerio de Sanidad (pág. 11/17), solo se puede afirmar que las instalaciones se han convertido en espacios seguros y que se están siguiendo todos los protocolos de seguridad e higiene e incluso más allá , por lo cual desde el COPLEFC, como también están haciendo patronales y entidades, reclamamos para el sector de la actividad física y del deporte:

1) La consideración de servicio esencial.

2) Un plan de ayudas directas a las entidades y a las empresas del sector deportivo, tanto para asumir costes de seguridad e higiene (material sanitario e higiénico...), como también de viabilidad económica (alquileres, aplazamiento de impuestos...), con carácter inmediato.

3) La facilitación a la ciudadanía del derecho a la actividad física como una de las medidas complementarias, además de las estrictas sanitarias, para poder combatir el coronavirus, tal como resume el eslogan: “La actividad física no es un problema, es parte de la solución”.

Por todo esto, el Colegio trasladará igualmente por escrito a la Secretaría General del Deporte y la Actividad Física estas reclamaciones, así como la voluntad renovada para conseguir la máxima unanimidad en beneficio de los profesionales, de las entidades y las empresas dedicadas a nuestro sector y, así mismo, en beneficio de toda la ciudadanía, a fin de superar esta crisis sanitaria como sociedad madura que busca el bien común desde la unión y la aportación de soluciones.

Si quieres compartir...