• Actualidad Nacional
  • 22 de Oct, 2020

Quim Tomàs abandona The North Face

Quim Tomàs abandona The North Face

The North Face se suma a la lista, cada vez más amplia, de marcas internacionales líderes que apuestan por un cambio radical en sus estrategias de comercialización en nuestro país. Si hace unos días nos hacíamos eco del desmantelamiento de la filial de Under Armour en España o del cese de la cúpula de Columbia en nuestro país, en ambos casos, para gestionar la marca directamente desde la central europea (en Holanda y Suiza respectivamente), ahora es la americana The North Face, propiedad del holding VF, quien parece dar un primer paso en esta dirección con el cese de su máximo responsable en España, Quim Tomàs.

Tomàs se incorporó a la compañía en enero de 2012 como Country Manager en Iberia (España, Portugal y Andorra). Ingeniero Superior en Telecomunicaciones y MBA por el IESE, Tomàs aterrizaba en The North Face tras haber desempeñado diversos cargos directivos en Nike Iberia (en las áreas de ventas y marketing entre el 2002 y el 2009) y en Puma, donde dirigió la unidad de negocio de Footwear en nuestro país.

Los cambios que inicia The North Face confirman la creciente apuesta de las grandes multinacionales por redefinir su estrategia de distribución en los principales mercados europeos

El cese de Tomàs es el segundo paso en firme que da la compañía en estos últimos años para redefinir sus estrategias en nuestro país. Hace ahora apenas dos años y medio, en enero de 2018, y precisamente bajo la batuta de Tomàs, la marca norteamericana ya inició un cambio radical en su política de ventas. La empresa decidió prescindir de toda su red de ventas en España para focalizar sus esfuerzos en la venta (sell-in) a través de sus distintos shows rooms. La marca se enfocó en las tiendas propias, en potenciar los córners y en dar mayor protagonismo a la venta a través de su plataforma online.

Cada vez hay más compañías que centran sus estrategias en dos aspectos clave: la segmentación de clientes y la omnicanalidad. Se da prioridad estratégica a los grandes clientes y a los canales propios de venta.

Los cambios que inicia The North Face, que aún no ha confirmado quién ni bajo qué responsabilidad, liderará el mercado español, confirman la creciente apuesta de las grandes multinacionales por redefinir su estrategia de distribución en los principales mercados europeos, gestionando la mayor parte de los procesos, especialmente la relación con las granes cuentas, desde sus sedes centrales en el viejo continente.

Esta estrategia, además de querer reducir gastos estructurales, deja muy clara la apuesta que están haciendo las grandes marcas por la segmentación de clientes y por la omnicanalidad, dando prioridad estratégica a los grandes clientes y a los canales propios de venta.

 

Si quieres compartir...