• Actualidad Nacional
  • 09 de Sep, 2020

JD Sports no esquiva la pandemia pero aguanta, de sobras, el revés

Los resultados del segundo semestre de JD Sports, presentados el martes, demuestran dos cosas: que el golpe del coronavirus ha sido fuerte, y que poco a poco la cosa se va normalizando y las ventas vuelven a tener cierto dinamismo. Eso sí, ni siquiera las grandes han conseguido aún recuperar el ritmo que llevaban antes del cierre de los comercios de marzo.

En un comunicado, la empresa ha señalado que está "animada por sus resultados desde la reapertura de tiendas y por las ventas realizadas durante las primeras semanas del segundo semestre". Aunque añadió que "la actividad minorista sigue siendo comparativamente débil y el reciente endurecimiento de las medidas (anti-Covid) en muchos países y el subsiguiente cierre temporal de algunas tiendas nos recuerda que el coronavirus sigue siendo un reto en la actualidad".

En el primer semestre, durante las 26 semanas transcurridas hasta el 1 de agosto, los ingresos cayeron desde los 2721 millones de libras obtenidos hace un año hasta los 2544 millones de libras esterlinas de este, lo que supone una caída del 6,5%. Por divisiones, la unidad Sports Fashion ha caído un 4,6% hasta los 2402 millones de libras y el Outdoor a descendido un 30,2% hasta los 142,5 millones de libras.

El beneficio bruto de la empresa bajó del 46,9 % al 45,6 %. El Ebitda fue de 337 millones de libras, muy inferior a los 402,9 millones de libras del año anterior. Los beneficios antes de impuestos y gastos excepcionales cayeron hasta los 61,9 millones de libras esterlinas desde los 158,6 millones del año anterior y las ganancias reportadas antes de impuestos fueron de solo 41,5 millones de libras esterlinas, frente a los 129,9 millones de libras esterlinas de hace un año.

Pese a estas cifras, que demuestran que la empresa se vio claramente afectada por la pandemia JD ha asegurado que había logrado una "retención significativa de las ventas (que) refleja la afinidad y lealtad de los consumidores a la marca JD". Su fortaleza omnicanal "aseguró que los consumidores de todos los mercados disfrutarán de una experiencia consistente al cambiar de los canales offline a los online".

También han tenido mucho que ver, a la hora de mantener el dinamismo de las ventas, los excelentes resultados en Estados Unidos, donde Finish Line y JD capitalizaron plenamente el aumento de la demanda de los consumidores como consecuencia del estímulo fiscal del Gobierno de Estados Unidos, que terminó el 31 de julio.

“Los continuos brotes y el endurecimiento periódico de las medidas de seguridad pública en varios de nuestros territorios internacionales, incluidos los cierres forzosos y temporales de tiendas y la obligación permanente de mantener un estricto distanciamiento social en nuestros almacenes, nos hace ser conscientes de que se avecinan nuevos retos", manifestó el presidente ejecutivo, Peter Cowgill. "En última instancia, dadas las circunstancias excepcionales de este periodo comercial, nos tranquiliza la fuerza de la marca JD, tal y como demuestra la retención de más del 90% de los ingresos totales”.

Durante los más de dos meses que estuvieron cerradas las tiendas, las ventas cayeron, pero aun así, los resultados no fueron alarmantes: "la demanda se mantuvo firme y en todos los países en los que tuvimos que cerrar temporalmente las tiendas, se retuvo aproximadamente el 60% de los ingresos combinados de tiendas y comercio electrónico del año anterior durante el cierre". Algo que resultó clave, ya que le permitió convertir las existencias y generar dinero en efectivo, garantizando al mismo tiempo su relación y compromiso a largo plazo con los consumidores.
 

 

 

 

Si quieres compartir...