• Actualidad Nacional
  • 15 de Jul, 2020

Camp Base, en preconcurso de acreedores, mantiene su actividad con solo 5 de sus 10 tiendas

Camp Base, la conocida cadena especializada en equipamiento Outdoor -y bike- habría presentado solicitud de apertura de periodo de negociación con acreedores, al amparo del artículo 5 bis de la ley concursal, para hacer frente a la crisis financiera que afronta. El pasado 10 de marzo tradesport conoció esta noticia a través de varios proveedores importantes de outdoor, pero el grupo ha mantenido durante toda la pandemia un mutismo total y no ha querido dar detalles ni confirmar esta negociación de forma oficial. 

La compañía catalana habría iniciado el preconcurso a pesar de que el pasado 2019 (año en el que se consolidó como uno de los principales operadores outdoor al adquirir varias tiendas) finalizó con un incremento del 17% en su su facturación, alcanzando los 6,1 millones de euros. Para 2020 la compañía se había planteado el objetivo de consolidar la cifra de negocio en todas sus tiendas offline e incrementarlas en su canal de ventas ecommerce.

Desde el pasado mes de septiembre, fecha en la que el grupo mandó un comunicado a sus proveedores advertiendo de cambios y cancelaciones en las compras y programaciones efectuadas, la cadena ha estado en el punto de mira de los proveedores, alarmados por la poca solidez y la mala gestión que se desprendía de estas decisiones. La pandemia, queda claro, no habría sido la causa inicial que ha obligado a la compañía a acogerse a la figura del preconcurso de acreedores y a cerrar algunas de sus tiendas.

Así, de las 10 tiendas con las que contaba, actualmente solo operan 5: Intemperie, en Barcelona; Aresta, en Olor, Camp Base C-17, en Parets del Vallés (donde cuenta con dos tiendas, una especializada en Bike), y Aralar Kirolak, en Tolosa. Girona, Vitoria, Donostia, Sant Cugat del Vallès y una tienda en el barrio de Gracia de Barcelona siguen cerradas. Y aunque la compañía no lo ha confirmado, varias fuentes indican que el cierre de estos espacios comerciales podría ser definitivo.

Una fuerte expansión con adquisiones importantes
El inico de la empresa se remonta a 1996, cuando Carles Jódar abrio su primera tienda en Granollers, a posteriori y como Camp Base abrió  en el año 2009 en Sant Cugat del Vallès y, a finales de 2014, inauguró otro punto de venta en Parets del Vallès, en plena C-17. La expansión de Camp Base comenzó en 2016 con la apertura de una tienda en el antiguo local de Landher Montaña, en Vitoria.

A mediados de julio de ese mismo año  la compañía decidió dar un paso más allá de outdoor y abrió, en colaboración con Ravet Bikes, y en el local contiguo a su tienda en la C-17, una tienda especializada en ciclismo. A finales de ese mismo año abrió su primera tienda en Barcelona, absorbiendo a la histórica El Nus, en pleno corazón de Gracia.

El año fuerte, por ahora, fue 2018. En pocos meses la cadena integró en su estructura a dos históricos especialistas del outdoor en Catalunya, Intemperie (tienda barcelonesa de referencia) y Aresta (con tiendas en Olot y Girona). Además, reforzó su presencia en Euskadi -zona estratégica para la cadena- con la adquisición de otra tienda mítica de la zona norte, Aralar Kirolak, en Tolosa. 2019 arrancó reforzando más su presencia en el PaÍs Vasco con la adquisición de Izadi, sumando 10 tiendas en la península.

Actualmente el grupo lo conforman un entramado grupo de empresas entre las que se encuentran: Camp Base Aresta, S.L., Camp Base Intemperie, S.L., Camp Base Outdoor Group, S.L., Camp Base Plaça Diamant, S.L., Camp Base Ravet Bike C-17, S.L., Camp Base Sant Cugat, S.L., CB Gazteiz 2016, S.L. o Camp Base Online, S.L. entre otras.

Si quieres compartir...