• Actualidad Nacional
  • 05 de Jun, 2020

La producción industrial sufre en abril la mayor caída desde 1976

 El coronavirus está rompiendo todos los récords a la baja. El último ha sido la producción industrial que se hundió en el mes de abril un 33,6 % con respecto al mismo mes de 2019, el mayor descenso de la serie histórica desde el año 1976, en un mes marcado por el confinamiento y la paralización de las actividades no esenciales --entre el 30 de marzo y el 9 de abril-- por la pandemia de coronavirus.

El desplome del índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) supera el hasta ahora mínimo histórico del 28,4 % de abril de 2009, en plena crisis financiera. La producción industrial ya acusó los efectos de las medidas para atajar la epidemia en marzo, con una caída del 11,7 %, pero el cierre de todas la hibernación de la economía en las dos primeras semanas de abril para aprovechar la Semana Santa ha provocado su hundimiento en el cuarto mes del año.

La producción industrial experimentó retrocesos anuales en todos los sectores en abril, especialmente en bienes de equipo (57,4 %) y bienes intermedios (35,9 %). La producción de bienes de consumo se redujo un 22,8 % --un 67,4 % en los duraderos y 19,1 % en no duraderos- y la de energía, un 14,7 %.

La industria manufacturera lastró la producción industrial con importantes caídas de toda las ramas de actividad, sin excepción. La más afectada ha sido la industria automovilística, con un descenso de su producción del 92,0% respecto al mes de abril del año pasado, pero también la confección de prendas de vestir, la industria del cuero y calzado y la fabricación de muebles, actividades que han decrecido un 70%, por la situación de confinamiento de los hogares que "ha provocado una fuerte reducción de la demanda de bienes personales y para el hogar", apunta el INE.

Y aunque los productos alimenticios han sido los bienes que mayoritariamente han consumido los hogares durante el estado de alarma, la industria de la alimentación también ha bajado su ritmo de producción (un 7,3% en tasa anual, frente a la subida del 3,6% en marzo). No obstante, la producción de conservas, tanto de pescado, como de frutas y hortalizas y la fabricación de productos de molinería y de productos para la alimentación animal, han mantenido tasas anuales positivas. La fabricación de productos farmacéuticos ha registrado la menor bajada de toda la industria, con una tasa anual del −0,4%.

En términos corregidos de los efectos estacionales y de calendario, el IPI bajó en abril un 33,6 %, 19,9 puntos por debajo del nivel de marzo. Por lo que respecta a la evolución mensual corregida, la producción industrial disminuyó un 21,8 % en abril con respecto a marzo, con descensos en todos los ámbitos: bienes de equipo (39,9 %), bienes intermedios (25,6 %), bienes de consumo (14,4 %) y energía (10,1 %).

La producción industrial se redujo en términos brutos en todas las comunidades autónomas, especialmente en Galicia (43 %), Aragón (41,7 %), Castilla y León (40,5 %), Navarra (40,1 %) y País Vasco (40,1 %).

fuente: elperiodico.es

Si quieres compartir...