• Actualidad Nacional
  • 26 de May, 2020

El gobierno autoriza, por fin, la práctica del pádel en modalidad 2 contra 2

El gobierno autoriza, por fin, la práctica del pádel en modalidad 2 contra 2

Era una de las noticias más esperadas por el mundo del pádel, tanto por los jugadores como, también, por los clubes, las marcas, las tiendas y todos aquellos profesionales vinculados a este deporte. Después de varios días negociando con el Gobierno, la Federación Española de Pádel acada de confirmar que ya está permitido jugar al pádel dos contra dos.

En un comunicado remitido a los medios, la Federación confirma, que, "desde el pasado lunes 25/05/2020, está permi@da ya desde la Fase 1 la práctica del pádel en parejas, dos contra dos, en cualquier tipo de instalación de pádel". "Así mismo están permitidas igualmente -explica el comunicado- las clases colectivas, con la restricción de hasta un máximo de diez alumnos, siempre y cuando se garantice el riguroso cumplimiento de la distancia mínima obligatoria de 2m. entre personas. No se podrá sobrepasar, en ningún momento, el 30% del aforo"

En su misiva, la Federación Española de Pádel ruega encarecidamente, tanto al personal de las instalaciones como a los practicantes de pádel, la máxima responsabilidad y sentudo común "para que no tengamos que sufrir un nuevo cierre de las instalaciones de pádel, lo cual sería catastrófico para la supervivencia de nuestros clubes". Para ello insiste en la importancia del uso de mascarillas, del mantenimiento en todo momento de una distancia mínima de 2m., de la desinfección frecuente de las manos y de no llevarse estas a la cara.

Respecto a las instalaciones de pádel, desde la FEP se insite en la necesidad de respetar las medidas de aislamiento en la recepción, de la conveniencia de la creación de un circuito interior de tránsito de entrada diferenciado del de tránsito de salida, de la conveniencia de establecer horarios diferenciados de inicio entre las pistas habilitadas para evitar así al máximo la existencia de horarios de acumulación de tránsito de usuarios, la disponibilidad de desinfectante para las manos para el uso de los usuarios,  y la limpieza y desinfección rigurosa y responsable de sus instalaciones.

Una decisión lógica... y tardía
La confirmación de la FEP, vía CSD, pone fin a una decisión difícil de justificar (prohibir la práctica del pádel por considerarlo un deporte de riesgo) y a unos días de confusión en los que no quedaba claro que se pudiera jugar 2 contra 2. 

En su estrategia de desescalada por Fases el Gobierno decidio que no estaría permitido jugar al pádel por parejas (su regla más básica) ni en la Fase 1 ni en la Fase 2. Lo que sí se permitía, desde la Fase 1, era jugar individualmente, 1 contra 1. Por razones dificiles de entender, se prohíbía que 4 personas juegasen al pádel en una superficie de alrededor de 200 m2 y, en cambio, sí se dejaba entrenar a los equipos de fútbol o, peor aun, permitía a 10 personas juntarse en la calle o en la terraza de un bar ocupando menos de 40 m2. 

Esta prohibición sinsentido estaba arrastrando al pádel a una situación muy compleja. Y no se trataba, ni mucho menos, de dar respuesta a las ganas que tienen de jugar los más de 4 millones de jugadores, sino a las necesidades de una industria que ha sufrido considerablemente esta situación y que, de no arrancar, hubiera podido verse abocada a la desaparición de muchos clubes, tiendas, marcas y otro tipo de empresas y profesiones vinculadas directamente con este deporte.  

Más allá de los clubes, el pádel es una de las industrias más dinámicas del sector deportivo, tanto en instalaciones como en marcas de palas, textil y complementos. España es la principal potencia de este deporte, con una sólida industria propia que genera miles de empleos, y los palos en la rueda que ha puesto el gobierno limitando la práctica de este deporte hasta hoy, ha supuesto un importante freno para la recuperación de un segmento que se encontraba, antes de la crisis del COVID19, en uno de sus momentos más importantes, consolidando su expansión nacional y afianzando su crecimiento a nivel internacional.

Ahora, con la confirmación de que el pádel puede iniciar su desescalada, el pádel, aunque cueste, puede volver a coger el ritmo que tenía hace apenas tres meses. Ganas, por parte de todos, las hay: los jugadores están locos por volver a la pista y la industria está más que preparada para recuperar el terreno perdido. 

 

Si quieres compartir...