• Actualidad Nacional
  • 12 de May, 2020

El gobierno prohíbe las rebajas

«Los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones», recoge el Boletín Oficial del pasado sábado, en el que se detallaban instrucciones para la fase 1 que permitía, entre otras cuestiones, la reapertura del comercio siguiendo unas normas.

Tal y como matiza el Gobierno, esa restricción «no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web», es decir, que los comercios pueden seguir rebajando sus productos si los venden a través de Internet, pero en las tiendas físicas no podrán descontarles ni un euro. De esta manera, entiende el Ejecutivo que se evitará el riesgo de que se agolpen los clientes en las tiendas.La restricción de la rebajas supone otro revés para muchos comerciantes, que tras dos meses con las tiendas cerradas y stock en los almacenes, preveían intentar dar salida a parte de ese producto aplicando descuentos.

El textil ve absurda la norma
El sector del textil ve una contradicción que el Gobierno prohíba las rebajas en tienda física o acciones comerciales que puedan suponer aglomeraciones cuando existe una limitación de aforo del 30 % y es necesario mantener una distancia de seguridad de dos metros entre clientes.

Según han señaladofuentes del sector es una "incoherencia" que en la orden publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se establezca que las comunidades que entren en la fase 1 puedan abrir las tiendas con una superficie menor de 400 metros y con limitación de aforo y que en una disposición adicional segunda se diga que esos establecimientos no pueden anunciar rebajas.

La patronal del textil Acotex ha señalado que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, les ha indicado que han remitido una consulta al Ministerio de Sanidad sobre el asunto, pero "no hay que interpretar lo establecido en la mencionada disposición adicional segunda en el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe son las rebajas o promociones en sí mismas". Por tanto, hay que interpretar dicha norma en el sentido de que lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos.

Fuentes del comercio minorista han explicado a Efe que "no tiene sentido" que se produzca ningún tipo de aglomeración en las tiendas, haya descuentos o promociones cuando solo se permite que en los comercios haya un 30 % de aforo.

La disposición adicional segunda del BOE también se refiere a que esas aglomeraciones por descuentos en determinadas tiendas podrían producirse en las inmediaciones del establecimiento comercial.

 

 

Si quieres compartir...