• Actualidad Internacional
  • 06 de May, 2020

Amazon dispara pérdidas en Europa

Amazon sigue consolidando su liderazgo en el negocio europeo de comercio electrónico. La multinacional estadounidense elevó el año pasado sus ingresos un 15 % hasta 32.185 millones de euros, según recoge en las cuentas de la sociedad Amazon EU depositadas en Luxemburgo y consultadas por EXPANSIÓN, en las que declara unas pérdidas de 703,8 millones de euros.

Esta sociedad consolida las ventas online de Amazon a través de las cibertiendas que tiene en sus mercados principales en Europa: Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y España, una estructura a la que se sumó el año pasado Países Bajos. La compañía opera desde mayo de 2015 con un modelo de sucursales, de manera que tributa en cada uno de estos países el impuesto de sociedades por las ventas minoristas online. Esta estructura le evita desvelar la cifra de negocio local de cada país, por lo que los ingresos de Amazon.es siguen siendo un misterio.

La multinacional estadounidense ha disparado en los últimos años su negocio de venta online en Europa gracias a la explosión del comercio electrónico y a la consolidación de su liderazgo online. En el último año, en el que añadió el negocio de Países Bajos, los ingresos de Amazon EU crecieron un 15% interanual, frente al 12% de incremento registrado en el ejercicio previo.

La cifra de negocio por ventas online de Amazon en estos países se ha más que duplicado en cinco años impulsada tanto por su actividad como vendedor online como por su creciente negocio a través del marketplace, un centro comercial online en el que venden artículos multitud de pymes.

Sin embargo, el negocio de la venta online de Amazon en Europa sigue siendo deficitario. Es más, la sociedad Amazon EU disparó el año pasado sus pérdidas un 171,5% hasta 703,8 millones de euros. La suma de las pérdidas declaradas en los tres últimos ejercicios se eleva a 1.839 millones de euros.

Bruselas le reclama 250 millones en impuestos más intereses por ayudas ilegales sede Estado de Luxemburgo, decisión que recurrió tanto la compañía como el Gobierno de Luxemburgo. Amazon depositó en fideicomiso en marzo de 2018 el pago que exige la Comisión Europea.

Mientras el negocio de venta minorista sigue en pérdidas, sí es rentable el cloud computing. Amazon Web Services Emea, también con sede en Luxemburgo, consolida el negocio de provisión de servicios informáticos en la nube de una veintena de países, entre ellos España.

La multinacional estadounidense copia aquí también la estructura de sucursales de su negocio minorista, de manera que tributa en cada país el impuesto de sociedades por el negocio cloud generado, pero consolida las cuentas en la sociedad con sede en Luxemburgo.

EL 'CLOUD' SE DISPARA
Según las cuentas despistadas en el Registro Mercantil de este país, Amazon Web Services registró el año pasado unos ingresos de 4.786 millones de euros, un 149% más. El espectacular crecimiento refleja el tirón del negocio de provisión de servicios informáticos en la nube de Amazon.

La sociedad ha declarado un beneficio de 97,4 millones de euros, frente a los 31 millones del año previo.

A nivel mundial, este negocio generó el año pasado a Amazon unos ingresos de 35.026 millones de dólares, un 36% más. La explosión de la demanda de informática en la nube debido al teletrabajo durante la pandemia dibuja un horizonte de alta demanda para este negocio, en el que Amazon compite con jugadores como Microsft, Google y la china Alibaba.

La compañía está, de hecho, ampliando a buen ritmo su red de centros de datos para hacer frente al aumento de la demanda. Este mes, a pesar de la pandemia, ha anunciado la apertura de centros en Milán (Italia) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica). En total, la compañía cuenta ya con 24 regiones en todo el mundo.

ESPAÑA
Precisamente, España acogerá una nueva región de cloud computing de la compañía, lo que le permitirá fortalecer su posición frente a los competidores. La multinacional estadounidense instalará en Aragón tres centros de datos de provisión de servicios tecnológicos en la nube, que estarán operativos a finales de 2022 o comienzos de 2023.

España será la séptima de estos regiones de AWS en Europa, sumándose a los centros en Irlanda, Reino Unido, Suecia, Francia e Italia. Precisamente, Microsoft respondió este año al anuncio anunciando la apertura de una región en Madrid aprovechando la infraestructura de Telefónica.

fuente: expansion.com

Si quieres compartir...