• Actualidad Nacional
  • 26 de Abr, 2020

El deporte vuelve a la calle el 2 de mayo (si todo va bien)

Pedro Sánchez ha anunciado que a partir del 2 de mayo será posible salir al exterior a hacer ejercicio físico así como a dar paseos con las personas con las que se convive si la evolución de la COVID-19 es favorable. La decisión definitiva dependerá de las cifras que vaya arrojando la pandemia en España y será entonces cuando se establezcan las condiciones de esas salidas, según ha explicado Sánchez en una comparecencia en Moncloa este sábado. Además, el Consejo de Ministros aprobará este martes el plan de desescalada "gradual" y territorializada que marcará el rumbo hacia "la nueva normalidad" a lo largo del mes de mayo. No obstante, el estado de alarma se mantendrá vigente con sucesivas prórrogas más allá del 10 de mayo, que es cuando vence la última aprobada.

El presidente del Gobierno ha recordado que a partir de este domingo se permitirá un primer "alivio" en el confinamiento consistente en los paseos de una hora de los menores hasta 14 años. "Si las salidas se ajustan a las reglas y si comprobamos que no generan nuevos contagios, este primer alivio vendrá seguido de otro nuevo una semana después. Si la evolución de la pandemia prosigue en un sentido positivo como lo está haciendo hasta ahora, a partir de próximo día 2 de mayo se permitirá la salida para realizar actividad física individual y paseos con las personas con las que convivimos", ha anunciado. Sánchez ha explicado que para que se pueda pasar a esa segunda fase de la desescalada -que ha subrayado que será "gradual"- los contagios deben mantenerse en los ratios bajos como los de los últimos días.

Por eso ha reclamado responsabilidad a las familias en la primera fase, consistente en las salidas de los niños: "Es importante que este paso lo demos siguiendo a rajatabla todas las reglas que se han hecho públicas y también las medidas de protección y de higiene antes, durante y después de las salidas.". "Conviene no subestimar el virus que tenemos enfrente. Al igual que estamos beneficiándonos de estas conquistas (...), tenemos que hacerlo con seguridades", ha afirmado.

Plan de desescalada hasta junio
Los paseos de los niños y el ejercicio físico en el exterior serán las primeras rebajas del confinamiento en el que España se encuentra desde el pasado 14 de marzo. El Consejo de Ministros aprobará un plan de desescalada este martes que establecerá las distintas fases para el mes de mayo e incluso parte de junio. Sánchez ha dejado claro que el proceso será "gradual" y territorializado en base a a evolución del virus y ha reconocido que el camino del desconfinamiento estará igualmente plagado de "riesgos y peligros". "En cada territorio los ciudadanos conocerán los indicadores para saber el camino hacia esa nueva normalidad. No avanzaremos todos a la misma velocidad pero sí con las mismas reglas", ha expresado.

"No vamos a recuperar de golpe toda la actividad y toda la movilidad social, sino que lo vamos a hacer por etapas. Por etapas. En cada campo de actividad se fijarán pasos sucesivos. Tanto en lo que se refiere a la reapertura de los comercios como a la restauración; tanto en las actividades de ocio, de turismo, de cultura; tanto en el sector agrario como en el sector turístico o cualquier sector industrial; tanto en las actividades religiosas como en las actividades de cultura y de ocio; tanto en los deportes como nuevamente en la restauración", ha explicado sobre la gradualidad.

Sánchez ha reiterado que será el Gobierno el que establezca las normas de desconfinamiento en base al criterio de los científicos, aunque ha asegurado que lo hará en coordinación con las comunidades autónomas. Este domingo trasladará los "criterios" de la desescalada a los presidentes regionales en la videoconferencia semanal: "Hay que evitar entrar en una suerte de carrera por competir, quién lo hace más rápido. Los territorios que se sienten más guarecidos pueden estar tentados por correr; pero deben aguantar".

"No es una carrera a ver quién es el primero que abre un centro comercial o un pequeño comercio -ha advertido Sánchez-. Entre todos tenemos que ser conscientes de trabajar en equipo. Llegaremos todos a la meta". El presidente ha admitido que no se establecerá un calendario de apertura de las distintas actividades, sino que dependerá del cumplimiento de una serie de marcadores, que ha denominado un "cuadro de mandos". "No vamos a poner fecha a la apertura de este u otro negocio. Vamos a establecer un cuadro de mandos y distintas fases y en ellas recogeremos la apertura a esa nueva normalidad", ha resumido.

Distanciamiento social hasta que haya cura
El presidente del Gobierno ha recordado una de las principales condiciones para afrontar el proceso de desescalada, "de transición a esa nueva normalidad que será diferente al momento previo al estado de alarma": la capacidad del sistema sanitario. Entre las "capacidades" que deben constatarse en las distintas comunidades autónomas, Sánchez ha remarcada la capacidad de camas de UCI, el refuerzo en Atención Primaria que va a jugar un papel primordial en esa fase, ha incidido el jefe del Ejecutivo. También la posibilidad de "detectar y aislar" los nuevos casos de contagio que se produzcan durante esa etapa y el rastreo de los contactos que haya tenido. Entre los baremos que se barajan, la liberación del 50% de puestos en UCI y una tasa de hospitalización por debajo del 30% están encima de la mesa. Sánchez ha subrayado que la desescalada será "asimétrica", en función de las capacidades de cada territorio. Y el músculo del sistema sanitario es un punto crucial.

Si quieres compartir...