• Actualidad Nacional
  • 24 de Abr, 2020

La AFE y la APCE piden ayuda al Ministerio para el sector ferial y congresual

La Asociación de Ferias Españolas (AFE) y la Asociación de Palacios de Congresos (APCE) han sumado sus fuerzas para solicitar al Ministerio de Industria Comercio y Turismo una solución que les ayude a paliar los efectos generados por la crisis del COVID-19 que según estiman supondrá un daño económico en Europa de 28.800 millones de euros.

Ambas asociaciones, representantes del sector de ferias comerciales y congresos en España, calculan que se han cancelado o pospuesto más de 190 ferias y 270 congresos en nuestro país, así como muchos otros eventos. Por este motivo, y ante el impacto en el sector, han solicitado al Ministerio ayudas para mitigar los efectos de esta crisis y retomar “lo antes posible la actividad ferial y congresual española” como motor de crecimiento de muchos sectores y de tracción de negocio internacional.

En Europa esta situación afecta a más de 3.300 ferias canceladas o aplazadas y el daño económico causado solamente por las ferias canceladas, según lo previsto hasta finales de junio, será de 28.800 millones de euros.

“Los congresos y reuniones son muy importantes en el panorama español, y no sólo en términos económicos sino también como eje vertebrador de todo un ecosistema de valor añadido conformado por centros tecnológicos, de I+D+i, médicos, y de otra índole. Sin duda, merecen el respaldo de los poderes públicos en momentos trascendentales como éste para garantizar su continuidad”, explica Iker Goikoetxea presidente de la APCE.

Según han recordado las asociaciones, la actividad ferial y congresual ha sido una de las primeras en sufrir la crisis por el cese inmediato de la mayoría de los eventos programados en todas sus instalaciones. Especialmente a partir de la segunda semana de marzo comenzaron a cancelarse o aplazarse prácticamente todos los eventos desde ese mes hasta junio.
La AFE y la APCE advierten también, que este escenario genera un “claro efecto dominó” para muchos otros sectores relacionados, las entidades que participan en la organización de ferias o congresos y las firmas expositoras/patrocinadoras y los proveedores.

Por este motivo las asociaciones piden ayudas a través de líneas de financiación ICO o apoyo a través de desgravaciones fiscales, ERTE, flexibilidad laboral, subvenciones y líneas de crédito, entre otras. También solicitan medidas para los recintos feriales, palacios de congresos y organizadores de eventos externos y ayudas para acciones sectoriales conjuntas destinadas a desarrollar una campaña conjunta de comunicación post crisis. 

Si quieres compartir...