• Actualidad Nacional
  • 08 de Abr, 2020

"Estamos viendo las consecuencias de la deslocalización en una economía global"

Jeanstrack es marca española especializada en el diseño y la producción de prendas fabricadas con denim para uso deportivo. En su extensa gama encontramos ropa para distintas actividades deportivas, sobre todo enfocadas al outdoor; desde Trekking hasta escalada pasando por el MTB. Tradesport ha hablado con Santiago Ripollés, su máximo responsable, para saber cómo vive esta compleja situación una marca tan joven y con un claro enfoque online.

¿Cómo está afectando esta situación a una marca relativamente joven como la suya?
Nuestra marca JEANSTRACK es bastante nueva en el mercado, y todavía no estamos bien implantados como otras marcas, con lo que eso supone a nivel financiero. Estamos en una fase de gran inversión con poco retorno y este parón de ventas nos afecta de forma muy importante, ya que, si no comenzamos a facturar pronto, nuestros recursos se van agotando. Además, el producto que nosotros vendemos es para Outdoor y tal como el nombre indica es para practicar deporte en el exterior, cosa que durante esta situación es imposible, por lo tanto, la gente no se gasta dinero en un producto que no sabe cuándo va poder utilizar. ¿Quién se va a comprar unos pantalones de MTB o escalada para estar en casa?

"Como los bancos tarden un poco más en gestionar las ayudas prometidas por el gobierno, ya no van a hacer falta porque miles de empresas en España habrán tenido que cerrar."

El gobierno ha impulsado varias medidas para ayudar a las empresas… ¿Qué ha echado de menos en estas medidas?
Por un lado, tienen que facilitar el acceso a capital circulante para las pymes. Ya llevamos semanas oyendo al gobierno que van a inyectar no sé cuantos miles de millones, pero la realidad es que, a día de hoy, los bancos no saben todavía como instrumentar estas operaciones, y estamos a la espera de respuestas. Como tarden un poco más estas respuestas y los hechos, ya no van a hacer falta porque miles de empresas en España habrán tenido que cerrar.
Por otro lado, necesitamos más plazo para los ERTE, ya que el gobierno los garantiza mientras dure el estado de alarma, pero una vez termine, los trabajadores tienen que ser readmitidos con las condiciones anteriores, y esta situación, el día que termine el estado de alarma, no estará resuelta ni mucho menos. Necesitaremos meses para poder volver a una situación un poco parecida a la que teníamos hace 2 meses. Con esto no pido que faciliten el despido. Yo estoy en contra del despido, pero sí que prorroguen la duración de los ERTEs para dar más tiempo a las empresas a recuperarse un poco financieramente.

¿Qué medidas han tomado para que los clientes y proveedores tengan un poco más de margen de actuación?
Respecto a clientes, nosotros solo vendemos online, por lo tanto, no hemos tenido que tomar medidas especiales. Y respecto a proveedores, en una situación como la que estamos, todos están intentando ayudar en lo que a pagos y vencimientos se refiere, dentro de las posibilidades de cada uno. Pero puedo decir que todos estamos “arrimando el hombro” y ayudando lo máximo posible.

¿Qué cambios conceptuales cree que puede conllevar esta crisis en el global del sector a medio y largo plazo?
Serán muchos los cambios que veremos después de esta crisis, a todos los niveles, ya que nos estamos enfrentando a una situación nunca vivida anteriormente, ni prevista de ninguna forma. Yo creo que ya nada volverá a ser igual, en lo que respecta a nuestros hábitos y formas de actuar. Esto evidentemente afecta a nuestra forma de comprar. Si cabe, se va a acelerar más todavía la tendencia a la compra online. Las compras posiblemente serán más impulsivas y menos previsibles. Las previsiones a largo plazo, serán mucho más difíciles para las marcas….
Respecto a la producción, yo creo que esto puede ayudar a que se vuelva a fabricar más en Europa, que se tienda a la localización, porque ya hemos visto las consecuencias de la deslocalización en una economía global. Me quedo con esto como posible consecuencia positiva que saquemos de todo esto.

"Creo que a partir de ahora se va a acelerar más todavía la tendencia a la compra online y las compras posiblemente serán más impulsivas y menos previsibles".

¿Puede el sector deportivo sacar algo bueno de esta situación?
Bueno, a corto plazo se ve muy claro que la gente va salir a practicar deporte de forma masiva, y por lo tanto el consumo de material y prendas deportivas a corto plazo va aumentar, en el momento en que nos den el pistoletazo de salida. Mis dudas ya vienen cuando pienso en el medio y largo plazo. No sé qué va a pasar, creo que nadie lo sabe. Esta situación que estamos viviendo a nivel mundial, va a marcar el futuro de todos nosotros, y todavía no sabemos la dimensión ni las consecuencias que va a tener. Solo tengo una cosa clara: nuestra percepción de la vida y de las necesidades va a ser diferente y va a afectar en todos los aspectos de nuestra vida. ¿Para bien? ¿Para mal? No se… Algún día lo sabremos.

Si quieres compartir...