• Actualidad Nacional
  • 03 de Abr, 2020

"El sector deportivo está dejando grandes muestras de solidaridad con proveedores, con clientes y con la sociedad en general"

El sector necesita, hoy más que nunca, empatía. Estrechar lazos y colaborar. J’hayber ha sido una de las marcas que mejor ha entendido estas necesidades y desde el minuto cero de la crisis del coronavirus ha intentado facilitarles las cosas a sus clientes. Hemos hablado con el máximo responsable de la compañía, Rafael Bernabeu, para que nos cuente en que han consistido estas y otras medidas y como está viviendo la compañía esta compleja situación 

Tras dos semanas de cierres ¿Qué datos maneja J’hayber sobre cómo le puede afectar esta situación a corto plazo?

En la situación actual el dato que manejamos todos es la Incertidumbre a pesar de la infinidad de estudios que existen. Hay 2 problemas en corto plazo que todas las compañías debemos de abordar. En primer lugar son las dificultades financieras; en Jhayber tenemos una importante solidez financiera que hemos puesto a disposición de nuestros clientes para poder afrontar y ayudar este primer problema flexibilizando los vencimientos pendientes de nuestros clientes. La segunda incógnita es cómo será la recuperación de las ventas, donde hay un consenso es que será de forma progresiva y por tanto deberemos prepararnos para esta segunda fase que es la de mayor incertidumbre, debiendo ser prudentes pero al mismo tiempo rápidos y flexibles para encontrar las oportunidades que ofrecerá el mercado.

¿Cuáles son las principales preocupaciones que les han trasladado sus clientes?

Los clientes de J’hayber, como a nivel sectorial, han planteado básicamente dos grandes preocupaciones. La primera ha sido cómo afrontar los pagos a proveedores con el cierre de los negocios y sin ningún tipo de ingreso desde el pasado 16 de marzo. Y la segunda preocupación, ha sido la imposibilidad de recepción de la mercancía de primavera – verano, con el riesgo de pérdida de la misma ante los cierres de almacenes y comercios durante este largo periodo, que además incurrirá en costes de producto perdido, devoluciones y nuevos envíos. En nuestro caso, hemos dado soluciones inmediatas a ambas tesituras para evitar estas preocupaciones a nuestros clientes, con soluciones de flexibilidad de pago y almacenamiento de mercancía hasta la apertura, porque entendemos que parte de la tranquilidad del pequeño comercio está en nuestras manos.

"Hemos dado soluciones inmediatas a los dos principales problemas que nos planteaban nuestros clientes, con soluciones de flexibilidad de pago y almacenamiento de mercancía hasta la apertura "

¿Qué medidas cree, como fabricante nacional, que deberían impulsarse desde el gobierno, más allá de las ya anunciadas, para proteger a la industria y al sector en general?

En mi opinión, cuando termine el estado de alarma, para afrontar el reto que supondrá volver a la actividad económica de forma progresiva como dicen todos los expertos, sería recomendable disponer de una financiación con un bajo tipo de interés que ayude a paliar el impacto que tendrá en el circulante la vuelta a la plena actividad productiva, mientras que los consumidores puedan volver a unos niveles adquisitivos y de consumo similares a los que tenían previamente. Esta financiación debe ser sencilla y clara para que se fácilmente accesible a todo el comercio no cómo la que ha salido hasta ahora.

Otra medida sería barajar la posibilidad de conceder ayudas fiscales transitorias a empresas del pequeño comercio, como pudiera ser una bajada del impuesto sobre sociedades, así como valorar llevar esas ayudas fiscales a las personas individuales, para fomentar el consumo, como reducciones de las retenciones del IRPF.

Y por último, la flexibilización del mercado laboral. Manteniendo las prestaciones para que las empresas puedan adaptar fácilmente su dimensionamiento y recursos laborales a las necesidades productivas que tengan en cada momento, por ejemplo, para los empleados que de nuevo se vean afectados por expedientes de regulación de empleo hasta que la actividad alcance de nuevo su nivel anterior.

¿Qué aspectos le parecen fundamentales, a nivel “interno”, para que esta situación afecte cuanto menos posible a proveedores y detallistas? ¿Han tomado algunas medidas para que los clientes tengan un poco más de margen de actuación?

Desde J’hayber, el primer día de la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria de Covid-19, realizamos un ejercicio de reflexión, empatía y solidaridad pensando en nuestros clientes. Esto nos llevó a tomar tres medidas de forma inmediata que garantizaran la seguridad de nuestro equipo y familia, y por otra parte, trasmitieran un mensaje de tranquilidad a nuestros clientes, ante el cierre de sus negocios.

La primera medida consistió en activar un plan de contingencia en el que todo el equipo de oficinas y representantes era redirigido a sus hogares para empezar la operativa de teletrabajo, como prioridad por la seguridad del personal y sus familias. Mediante las herramientas tecnológicas adecuadas, organizativas y de personal, hemos podido seguir totalmente operativos, para poder ofrecer el servicio que nuestros clientes merecen, sobre todo, resolviendo todas las dudas e incertidumbre que la nueva situación ha generado.

La segunda medida, fue ofrecer a todos nuestros clientes la opción de acogerse a una demora en los vencimientos de la fecha de pago de las facturas que se les habían emitido, dándoles flexibilidad en los vencimientos pendientes. Esta medida ha sido de gran ayuda para evitar impagos, devoluciones de mercaderías, gastos financieros de devolución, etc., y que ayudará a la continuidad del pequeño comercio tras esta crisis. Nuestros clientes nos han manifestado su expreso agradecimiento por el valor que supone esta medida para ellos, para su subsistencia y desasosiego económico, así como la proactividad de la marca ante la situación.

Y la tercera medida fue mantener activo el servicio de logística, con los recursos mínimos necesarios y servicio tres días a la semana, para poder realizar los envíos solicitados por los clientes de suministros industriales y para los que han mantenido sus plataformas online abiertas hasta el último decreto.

"Desde el primer día de la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria de Covid-19, realizamos un ejercicio de reflexión, empatía y solidaridad pensando en nuestros clientes."

¿Qué cambios conceptuales cree que puede conllevar esta crisis en el global del sector a medio y largo plazo?

Tras la crisis, es muy probable que la tendencia creciente que veníamos observando en los consumidores de afección a todo lo relacionado con la salud y el bienestar, se vea reforzada y cobre, si cabe, todavía más relevancia. En este sentido el sector debería verse reforzado en el mismo sentido en el largo plazo por la relación entre la salud, el deporte y el ejercicio físico. Del mismo modo, el “experimento forzado” que ha supuesto el estado de alarma para trabajar a distancia y usar la tecnología para poder desarrollar el trabajo del día a día, poder comunicarse y estar cerca de todos los actores (compañeros, clientes, proveedores, etc.), puede cambiar los paradigmas del mercado laboral en el sector hacia una mayor flexibilidad de la jornada laboral, trabajar por objetivos y proyectos y no tanto por un determinado número de horas, conciliación entre la vida laboral y personal, etc. Esta experiencia seguro hará que se acelere la implantación de estas medidas que redundarán en una mayor satisfacción y fidelización de los empleados, así como mayores niveles de productividad.

Otro concepto que se está introduciendo es el valor de poder tener cadenas de suministro próximas, con producciones más cercanas y diversificadas. Este concepto tardaremos más en desarrollarlo y dependerá también de la reacción de los consumidores.

¿Cambiarán las relaciones entre marcas, tiendas y consumidores?
Esta situación no va a pasar desapercibida cuando el sector pueda volver a abrir la persiana, afectando en muchos aspectos, y también en las relaciones entre marca, tiendas y consumidores. Estamos seguros que la economía se verá afectada y por tanto el consumo, pero también habrá un cambio de concienciación y posicionamiento de marcas, en beneficio de aquellas que han estado apoyando esta situación y han tomado cartas en el asunto de forma solidaria para ayudar a la perdurabilidad de los distribuidores u ofreciendo material, dinero o mano de obra a los servicios implicados para garantizar la salud en esta crisis (sanitarios, seguridad, alimentación, etc.).

Vivimos en un mundo cambiante en el que las nuevas generaciones buscan un futuro mejor, un planeta sostenible, y ahora también una sociedad solidaria, por lo que todas las marcas que hayan incluido el gen de la responsabilidad social corporativa en su ADN tendrán ventaja respecto al resto, frente a los consumidores.

"Habrá un cambio de concienciación y posicionamiento de marcas, en beneficio de aquellas que han estado apoyando esta situación y han tomado cartas en el asunto de forma solidaria"

Para ser positivos… ¿Qué puede sacar de bueno el sector deportivo cuando pase esta tormenta?

El sector deportivo y el del calzado han dejado grandes muestras de solidaridad con proveedores, con clientes y con la sociedad en general, desde que se implantó el estado de alarma. Se ha demostrado que el sector cuenta con equipos de trabajo implicados y muy competitivos que se han sabido adaptar a la situación desde sus hogares, muchos de ellos con reducciones de empleo temporal, clientes que podrán volver a sus negocios con la mercancía a punto para la nueva temporada y con la tranquilidad de poder seguir atendiendo sus compromisos de pago de una forma flexible, consumidores que han podido conocer a sus marcas más de cerca, a través de noticias sobre acciones solidarias, de contenido de entretenimiento en sus redes sociales, de propuestas de ejercicio físico, o acercando a los deportistas de élite al público mediante conexiones en directo.

Todo ello creemos que habrá contribuido a fortalecer los lazos entre el sector y todos los agentes, con una imagen reforzada y unos clientes agradecidos, ayudando a canalizar todos estos puntos positivos para seguir luchando en este mercado tan competitivo, en nuestro caso, como hemos hecho durante estos casi 50 años.

Si quieres compartir...