• Actualidad Internacional
  • 12 de Mar, 2020

adidas y Puma sufren la crisis del coronavirus... en China

Las marcas deportivas alemanas Adidas y Puma advirtieron el miércoles de una fuerte caída en las ventas en China debido al coronavirus. A pesar de las señales alentadoras en el país, el impacto se está extendiendo ahora a otros mercados.

 

Las acciones de Adidas y Puma ya habían estado en números rojos por unas semanas. Pero este miércoles a las 4:34 p.m. CET, perdieron un 10% y un 3,5%, respectivamente. Haciéndose eco de estos anuncios, Nike bajó un 6,4% al otro lado del Atlántico.

Adidas, en particular, estuvo en su nivel más bajo en un año. La marca de tres bandas dijo que esperaba que las ventas del primer trimestre disminuyeran en 1000 millones de euros en la Gran China. Se espera que el beneficio de explotación disminuya entre 400 y 500 millones de euros.

"Es probable que los efectos del virus sean mayores de lo que se teme", advirtió en un comunicado el analista de Jefferies James Grzinic.

Por su parte, Puma señaló que ya no espera que sus negocios vuelvan a la normalidad en un futuro cercano, a pesar de las alentadoras señales mostradas en China. El fabricante deportivo ha revisado sus previsiones para 2020 publicadas el 19 de febrero, que se basaban en un escenario de crisis temporal.

"Dada la duración de la situación en China, el impacto negativo en otros países asiáticos y ahora la epidemia en Europa y Estados Unidos, lamentablemente no tenemos más remedio que concluir que es poco probable que se vuelva a la normalidad en un futuro próximo", estimó el grupo Puma.

Las dos marcas realizan alrededor de un tercio de sus ventas en Asia, un mercado que ha mostrado un enorme potencial de crecimiento para la industria del deporte en los últimos años. La región también es esencial para el abastecimiento. Las dos compañías efectúan la mayor parte de su producción en China.

Desde el comienzo de la epidemia en China a finales del año pasado, el nuevo coronavirus se ha extendido por todo el mundo y ya ha infectado a casi 120 000 personas, ha matado a casi 4300 personas y ha sacudido los mercados de valores.

El mes pasado, Adidas ya había advertido de una disminución en sus operaciones en la Gran China para el período previo al Año Nuevo Chino (25 de enero) de alrededor del 85 % interanual. El miércoles, la marca dijo que vio una "ligera mejora" en la situación en la Gran China, pero el tráfico en las tiendas estaba cayendo en Japón y Corea del Sur. En otros países no se habían evaluado todavía las repercusiones.

Según Puma, los mercados asiáticos como Singapur, Malasia, Japón y Corea del Sur, donde los turistas chinos suelen ir de compras, estaban sufriendo una importante caída de las ventas. El tráfico en las tiendas también se redujo en Europa.

En la Gran China, Adidas anuló todas las entregas a sus socios mayoristas en febrero. La marca alemana tratará de deshacerse del exceso de stock a través de sus propios canales durante el resto de 2020. A pesar de las interrupciones en su cadena de suministro, Adidas señala que la mayoría de sus fábricas en China ya han reabierto y que sus actividades de abastecimiento no se han visto afectadas por el momento.

En Puma, ocurre lo mismo, la mayoría de sus talleres chinos han vuelto a funcionar, al igual que sus canales de logística de exportación. Sólo se han observado algunos retrasos menores.

Adidas ha actualizado sus previsiones de crecimiento de las ventas, excluyendo los efectos de la moneda, con un aumento del 6 al 8 % previsto para todo el año. Se prevé que el margen de explotación aumente del 10,5 al 11,8%. Sin embargo, la marca subrayó que esas cifras no tienen en cuenta el impacto de la epidemia. Sus ventas en el cuarto trimestre, antes del comienzo de la epidemia de coronavirus, aumentaron un 10 % sobre una base ajustada a 5840 millones de euros.

El beneficio de explotación fue de 245 millones de euros, por debajo de las expectativas de los analistas de 5880 millones de euros y 288 millones de euros respectivamente. Excluyendo los efectos de la moneda, las ventas aumentaron un 18 % en la Gran China, un 10 % en América del Norte y un 14 % en Europa. Esta última cifra es particularmente alentadora tras los descensos observados en el primer semestre de 2019, debido a la decisión de la empresa de diversificar sus fuentes de beneficios para no depender exclusivamente de su línea Originals.

Si quieres compartir...