• Actualidad Internacional
  • 31 de Ene, 2020

Chiruca presenta sus nuevas Cloe, 100% recicladas

Chiruca ha presentado en ISPO su mayor innovación y su apuesta por el futuro sostenible. El modelo Cloe, una bota ecológica fabricada con el 100% de sus materiales reciclados.

Su corte es nobuck sintético, sostenible y compostable, En un porcentaje es poliéster reciclado de botellas de plástico y en otro porcentaje es material de origen vegetal derivado del maíz que se cultiva en campos infértiles, no válidos para el consumo humando, y para cuya producción solo se utiliza el 10% del agua que se usaría para una plantación de maíz.
La lona que también incorpora el corte de la bota es en la parte delantera 70% de algodón reciclado y en la parte trasera 100% PET (hilo de poliéster sacado de plástico reciclado)

La suela de la bota tiene un 25% de su composición de virutas de caucho reciclado, que además se está tratando que sean de los propios desperdicios de PU de la fabricación de Chiruca para lograr tener una economía circular.

Su plantilla, antibacteriana y reciclada, está fabricada en un 40% con Bamboo biodegradable y en cultivo sostenible y en un 60% con poliamida reciclada.

Su forro interior también es 100% PET, los cordones 100% poliéster reciclado, los ganchos de chapa reciclada, las etiquetas 100% poliéster reciclado y la unión del corte al piso está hecha con pegamento base agua.

Esta bota es el primer modelo de la línea VITA, que en un futuro se espera que englobe más modelos, y que se enmarca dentro del Plan Vita de Chiruca, que no sólo abarca estos modelos sostenibles sino que incluye también todos los esfuerzos que la empresa Calzados Fal está haciendo en el ámbito de la sostenibilidad y medio ambiente, con acciones como su bosque Chiruca- de 15 hectáreas en el que ya se han plantado 16.000 árboles y se tiene intención de ampliar en 10 hectáreas mas-, con el que compensa la Huella de Carbono de su fabricación; los nuevos hidrofugantes con base agua; el pegamento base agua; las cajas con cartón reciclado… Además, también ha incluido en su colección de complementos un nuevo calcetín ecológico fabricado con botellas de plástico recicladas.

loe, que su propio nombre ya significa “Hierba verde”, se va a comercializar en 6 combinaciones de color diferentes, tanto para mujer como para hombre, y estará disponible en las tiendas a partir de Septiembre 2020.

POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL DE CHIRUCA

Calzados Fal está inscrita desde hace años en el listado de empresas que calculan su huella de carbono, que es la totalidad de gases efecto invernadero emitidos por causa directa o indirecta de un individuo, organización, evento o producto, en este caso en la fabricación de calzado. Con este sello, emitido por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se trata de medir el impacto medioambiental de todo el proceso que lleva a cabo la empresa, evaluar el impacto ecológico de sus productos y de sus acciones.

Chiruca® se ha esforzado tanto por reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero como con proyectos de absorción de dióxido de carbono, compensando su huella de carbono. Para ello, en 2015 creó en Bergasa un bosque de 16 hectáreas en el que cada año se plantan encinas llegando ya a tener plantados 15.000 árboles con los que compensa el 100% de su huella de carbono que se emite en su proceso de fabricación.

FAL tiene también implantado y certificado un Sistema de Gestión Medioambiental según la norma UNE-EN ISO 14001, que se halla integrado en el de Gestión de la Calidad de acuerdo con las directrices que han promovido las autoridades europeas. La implementación de la ISO 14001 permite definir los aspectos e impactos ambientales significativos en la empresa, plantear objetivos y metas de mejora ambiental, establecer programas en esta área, y definir la política de la organización en relación con el Medio Ambiente. Los propósitos, objetivos y motivaciones que han llevado a Calzados Fal-Chiruca® a implantar estas certificaciones son: la actitud de mejora frente a la sostenibilidad y la visualización hacia los clientes del compromiso ambiental y transparencia ante el proceso de fabricación.

Calzados FAL está modificando sus procesos de producción para que su fabricación sea cada vez más ecológica. Uno de los procesos que ha modificado es el acabado de sus productos, donde las botas pasan por dos fases: el difuminado/ hidrofugación y el embalaje. Cuando el calzado llega al final de la cadena de producción, justo antes de meterlo en caja, se les aplica un nuevo protector hidrofugante y oleofugante de base nanotecnológica, diseñado específicamente para la protección frente al agua y aportar facilidad de limpieza al calzado, que evita la absorción de agua y otros líquidos de naturaleza orgánica respetando completamente la estructura y porosidad propia de la piel y permite la transpirabilidad. Al tratarse de una formulación base agua, frente a las formulaciones base disolvente, se reducen las emisiones de COVS (compuestos orgánicos volátiles) al ambiente de trabajo, mejorando las condiciones de aplicación de los trabajadores y del medio ambiente. Además de eso, es un ratamiento libre de PFOAS (ácido perfluorooctanoico), una sustancia química, todavía utilizada por algunos fabricantes, que es susceptible de producir efectos negativos en la salud.

Como empresa que forma parte de Ecoembes, ha contribuido a la consecución de los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) gracias a sus nuevas cajas en cartón reciclado y a una sola tinta extra, frente a las antiguas cajas a 5 tintas más capa de barniz brillo en las que primaba el diseño y la

Si quieres compartir...   

Galería