• Actualidad Nacional
  • 21 de Ene, 2020

Base apela a la unidad tras alcanzar los 71 millones en 2019

La unidad como imperativo. Este es el objetivo que Base se ha marcado para el corto y el medio plazo. Conseguir que todos sus asociados remen a la vez… y en la misma dirección. Y para conseguirlo, la central pivotará sus estrategias alrededor de tres ejes: una imagen unificada, la verticalización y una apuesta más “agresiva” por la digitalización. El objetivo es conseguir que el socio entienda y se beneficie de las ventajas que puede conllevar esta unidad y, sobre todo, que refuerce su orgullo de pertenencia. La unidad conlleva fuerza. Y en un contexto como el actual, con determinadas marcas poniendo condiciones, es importante ser cuanto más fuertes mejor. Álex Cucurull, Director General de la central, es contundente en este sentido: “No podemos cambiar cuando nos lo exigan las marcas porque sea demasiado tarde. Tenemos que empezar ya. Y para cambiar y que estos cambios sean efectivos tenemos que ir todos en la misma dirección”.

Pero vayamos por partes. La primera estrategia: la unificación de imagen. Es, sin duda, uno de los aspectos que más controversia ha generado en el seno de la mayoría de centrales de compra y, también, en Base. Para los máximos responsable de la organización hoy por hoy hay poco que discutir: todos los asociados tienen que compartir la misma imagen y que, además, ésta esté implementada cuando antes. “Para algunos socios el coste puede ser importante, por eso seremos flexibles y ayudaremos en lo que podamos. Nuestro objetivo es que todos los asociados tengan la misma imagen como muy tarde a principios de 2023”, ha señalado Cucurull.  Pese a que, como hemos dicho, esta obligatoriedad de imagen compartida ha levantado muchas controversias en Base, Cucurull tiene claro que es un paso imprescindible para fortalecer la central y, en este sentido, ha dejado claro que “quienes no hagan esa transición y adopten la imagen de Base no se beneficiaran de las condiciones y servicios de la central”.

En un contexto como el actual, con determinadas marcas poniendo condiciones, es importante ser cuanto más fuertes mejor.

Respecto a la verticalización, poco que decir que no hayan dicho ya, en varias ocasiones -y desde hace años- desde la central: hay que seguir reforzándola. Por ahora, como indica Cucurull, el 60% del surtido es vertical, pero el objetivo es alcanzar el 80% antes del verano de 2021. Como la imagen común, la verticalización es un aspecto fundamental para consolidar esa unión que persigue Base.

El tercer y último punto clave en la agenda de Base, la digitalización, gira entrono a la archimencionada necesidad de acentuar la omnicanalidad para establecer una relación más cercana con el consumidor (y con sus hábitos de compra) y que el universo offline y el online vayan, también, en la misma dirección. Asi mismo, será importante la implementación de un software común que, entre otras muchas cosas, permita interconectar los surtidos de las tiendas y facilitar muchos de los procesos que implica esta necesaria apuesta por la omnicanalidad.

Buen balance para 2019... y buenas perspectivas para 2020
2019 ha sido un buen año para la central. No en vano, se ha cerrado el año con un crecimiento del 8%, alcanzando una facturación de 71 millones de euros. Los principales motivos de este crecimiento hay que buscarlos, explica Cucurull, “en el aumento del número de tiendas, en la entrada de nuevos asociados, en los buenos resultados que han obtenido muchos de los socios y, también, en el fuerte crecimiento experimentado por la plataforma de venta que gestiona la central”.
En cuanto a 2020, Cucurull no ha dado muchas pistas sobre los objetivos que se ha marcado la central, pero sí ha pronosticado que “podrían abrirse hasta 30 nuevas tiendas, entre Base y Wanna Sneakers”. La idea es que a medida que se consolide la unión que exige la central (y que lleva haciéndolo desde hace años), se consolide el crecimiento en socios, tiendas y facturación.

Adiós a Cornellà: las convenciones se trasladan a Alicante

La de este invierno ha sido la última convención que Base Detall celebra en Cornellà (Barcelona). Y el ciclo se cierra con una excelente representatividad: los socios que han acudido a esta convención representan, según Cucurull, el 98% de la facturación total de la central. Y esta representatividad es el mejor ejemplo de la implicación y la confianza que tienen nuestros asociados con las estrategias que estamos impulsando desde la central”.

El relevo a Cornellà lo tomará Alicante. La central ha llegado a un acuerdo con la Feria Alicantina (IFA) para que la próxima convención se celebre del 5 al 7 de julio en sus instalaciones. El cambio, otra idea que hace tiempo está sobre la mesa, ha sido muy bien acogido por la gran mayoría de socios de la central.

Si quieres compartir...