• Actualidad Nacional
  • 10 de Dic, 2019

Nike presenta su nueva colección Victory Swim

Sumergirse en la superficie ondulante de una piscina. Hacer bodysurf en las impetuosas olas del mar. Ir a toda velocidad por una calle en un entrenamiento mientras se te acelera el pulso o deslizarse suavemente por una sesión de recuperación activa. Más allá del puro estímulo físico, lo que diferencia a la natación y a los deportes acuáticos es la particular sensación de conectar con el agua: la libertad de la ingravidez, la claridad meditativa de la vida acuática, la felicidad de la fluidez por todo el cuerpo.

Con este mismo espíritu de posibilidades infinitas, Nike presenta la Colección Nike Victory Swim. Esta colección incluye el bañador Nike Victory Full-Coverage, además de algunos complementos por separado: el hiyab Nike Victory Swim, la túnica Nike Victory Swim y los leggings Nike Victory Swim, que trasladan la innovación en rendimiento a las prendas de baño discretas. Su diseño holgado y sus características innovadoras y elegantes ofrecen una alternativa revolucionaria para las atletas que buscan una cobertura total y un rango de movimiento completo en el agua.

La inspiración para la colección surgió de la apasionada reacción de algunas atletas ante Nike Pro Hijab, y con la decisión del equipo de diseño de Nike de seguir innovando para atletas de todos los orígenes, independientemente de su tipo de cuerpo, capacidades y aspiraciones. Dado que el equipo de diseño siguió escuchando a las atletas de diversas comunidades y aprendiendo de ellas, observó una carencia sorprendente en las prendas para los deportes acuáticos: faltaban opciones para atletas femeninas que no quisieran elegir entre discreción y movimiento, ni renunciar a la comodidad y la seguridad. Según ellas, los productos existentes carecían de cobertura o funcionalidad.

Las prendas holgadas eran pesadas y, en vez de esforzarse por conseguir marcas personales, tenían que luchar contra la resistencia o preocuparse de si sus hiyabs y prendas se mantenían en su lugar. Las atletas apuntaron que, demasiadas veces, el traje de baño era un obstáculo y no una vía para disfrutar del agua. Martha Morre, directora creativa de Nike y vicepresidenta cuenta: «Cuanto más escuchamos, mayores posibilidades vimos de prestar un servicio a las atletas en nuevas dimensiones. A medida que continuamos ampliando nuestra perspectiva de la innovación, nos estamos emocionados de poder inspirar a más mujeres a que se vean en el deporte, mediante un pensamiento creativo y un diseño inclusivo. Para nosotros, la Colección Nike Victory Swim es una muestra del poder de la innovación para invitar a todas las mujeres a descubrir el placer del deporte». «Cuanto más escuchamos, mayores posibilidades vimos de prestar un servicio a las atletas en nuevas dimensiones». Martha Moore, directora creativa de Nike, vicepresidenta

Desarrollada con tejido de punto con urdimbre, la Colección Nike Victory Swim es ligera, transpirable y de secado rápido. El factor de protección del 40+ de la cabeza a los pies ofrece ventajas adicionales para atletas que buscan protección solar. Ambos, el bañador Nike Victory Full-Coverage y la túnica Nike Victory Swim, presentan un bra integrado con copas perforadas. De forma similar al top, los leggings Nike Victory Swim lucen un diseño aerodinámico a la vez que discreto que favorece la velocidad y la agilidad sin adherirse de forma excesiva. El hiyab incluye un bolsillo de malla integrado que mantiene el pelo en su sitio con el movimiento subacuático, para gran asombro de todas las atletas que probaron Nike Victory Swim.

Los diseñadores de Nike Victory Swim continúan inspirándose en atletas como la patinadora emiratí Zahra Lari, la primera de su disciplina en vestir el hiyab en una competición. Fuera de la pista, nada habitualmente como entrenamiento aeróbico suplementario y en sesiones de recuperación. Hace poco, explicó que ponerse la colección Nike Victory Swim le hizo sentirse preparada para conseguir cualquier cosa, dentro y fuera del agua. «Me siento superligera y segura con esto —cuenta Zahra—. No pesa, y me ha ayudado a nadar mejor. Es muy diferente de cualquier otro bañador que haya visto, y sé que lo puedo llevar con seguridad».

Si quieres compartir...