• Opinión
  • 28 de Nov, 2019

Opinión: El calzado urbano (también) se concentra, por Carlos Grande

Si 2017 y 2018 fueron años de estancamiento en cuanto al número total de tiendas del sector, 2019 ha sido un año de caída. El número de tiendas ha decrecido por encima del 3% marcando un claro punto de inflexión.

Las presiones aparecidas en el sector por el comercio online y el deslizamiento de parte de la compra mediante esta fórmula, así como las introducidas por algunas de las principales marcas del sector que han continuado su escalada de vetos y exclusiones en el acceso al producto comienzan a tener efectos nítidos. Si bien no podemos hablar de “apocalipsis retail”, como citan algunos medios estadounidenses a su caída de tiendas y cierre de centros comerciales, sí parece claro que esta dinámica va a continuar y que el cierre de tiendas continuará, aún más cuando los efectos del bloqueo de producto vaya extendiéndose en el sector, que no ha trazado, en general, un plan alternativo ni tampoco ha intentado caminos alternativos.

A pesar de que el sector viene atisbando esta posibilidad, en buena parte ha actuado con el inmovilismo de Don Tancredo, o creyendo que a ellos no les llegaría esa marea. Sin embargo, cuando la falta de “oxigeno” llegue puede que vivamos imágenes dramáticas, que espero no alcancen el citado “apocalipsis retail”.

A pesar de este pensamiento agorero, en el que desearía equivocarme, hay que reconocer que hay nichos en el sector con una dinámica distinta, y uno de ellos son las tiendas especializadas en calzado, que hemos dado en llamar tiendas sneakers, abrazando ese uso de anglicismos tan común en nuestro país.

Sinceramente, este modelo no es nuevo. En mi caso,recuerdo perfectamente, como residente en la zona sur de Madrid, visitar en la calle halcón la tienda de deportes de referencia de la zona con un escaparate en chafl an a dos calles de más de 25 metros que era un expositor de calzado deportivo. No era el único, muchos acudíamos de cuando en cuando a ver las novedades. Ese era el modo de “estar al día” en los tiempos pre-internet, redes etc, y si llegaba algún modelo nuevo incluso nos “avisabamos” para ir a reconocerlo. El calzado deportivo ya era entonces un motor ineludible del sector como lo es hoy, donde el calzado supone algo más del 40% de las ventas siendo la principal familia de producto.

Aquellos adolescentes de hace 30 años hemos continuado calzando nuestras “sneakers”, y por suerte para el sector hoy el uso del calzado deportivo es algo comun en cualquier actividad, incluso profesional, lo que ha posibilitado el crecimeinto y la expansión del sector.

En mi opinión, cuando hablamos de tiendas de sneakers diferenciaria, ya que es demasiado ambiguo reducir todo a tiendas especializadas en calzado. Dentro de ellas hay tiendas premium hiperexpecializadas con legiones de seguidores y reconocidas incluso internacionalmente, y luego el batallón de cola donde efectivamente se juega la partida de los grandes números, y donde en los últimos años hemos visto posicionarse a los grupos de compra frente a las tiendas tradicionales. En esta guerra de los grandes números del calzado deportivo, observamos que las principales cadenas de este tipo se han extendido, creciendo su red de tiendas de 2018 a 2019 en 70 , es decir casi un 33%. En este escalón, no hay grandes diferencias con cualquier tienda de deporte de las que hemos visto durante decadas atender con rigor el calzado deportivo en sus establecimientos siguiendo las tendencias del momento. Más allá de un concepto de tienda algo más moderno y una reducción de referencias de textil y performance, no encuentro grandes referencias con esas tiendas de la calle halcón, que sin embargo es el tipo de tienda que está pagando el crecimiento junto a los multideporte, debido a sus difi cultades de acceso al producto principalmente.

El bloqueo en el acceso al producto le ha hecho más complicado a estas tiendas que sus clientes sigan yendo a babear a su escaparate, y no es por no sean no sepan llevar a cabo su labor, senciallemente las marcas les han dado la espalda, y les han empujado a adherirse a un grupo, el cual en muchos casos, y por el momento, les permite el acceso a una parte del producto, si bien también les exige otra serie de deberes.

Así, estamos asistiendo a una concentración tambien en este nicho que considero será muy dinámico en los próximos años, en los que seguirá liderando las ventas del sector, si bien, las decisiones de distribución de las marcas serán, en mi opinión, un importante agente para determinar el reparto del pastel, toda vez que sus ventas está manejado por un puñado de marcas.

Sinceramente, me gustaria que las tiendas de la calle halcon y los mutideporte, especialmente aquellos de muncipios de mediana magnitud siguieran contanto con producto y herramientas para defender su parte de pastel, pero no estoy seguro de que aquellos que gobiernan el sector les vayan a conceder esa oportunidad por mucho tiempo.

Si quieres compartir...