• Actualidad Nacional
  • 31 de Oct, 2019

Amazon ubicará en Aragón en su séptimo centro europeo de datos en la nube

 La multinacional norteamericana de comercio electrónico Amazon invertirá 2.500 millones de euros en Aragón en la puesta en marcha de su séptimo centro europeo de servicios tecnológicos en la nube (‘cloud computing’). Los planes pasan por la construcción de tres instalaciones redundantes (‘availability zones’) de más de 100.000 metros cuadrados en la Plataforma Logística de Huesca (Plhus), en Villanueva de Gállego y en El Burgo de Ebro. La compañía Amazon Web Services (AWS) prevé que este proyecto llegue a generar hasta 1.500 empleos en un plazo de diez años en la Comunidad, al que se sumará todo el inducido en el sector de las tecnologías de la información.

Las negociaciones entre la división tecnológica de la multinacional y el Gobierno de Aragón comenzaron hace más de un año. Para aclarar todas las dudas y cuestiones sobre aspectos legales, técnicos y administrativos y estar al margen un hipotético cambio de gobierno, la DGA constituyó un grupo de trabajo de altos funcionarios, bajo la dirección del secretario general técnico de la Presidencia, Julio Tejedor, que ha mantenido innumerables reuniones e intercambio de documentación con los ejecutivos de AWS. Ninguna de las partes quiso afirmar ni desmentir nada al respecto.

La tramitación está avanzada, por lo que su puesta en servicio podría ser una realidad en un horizonte de dos años si se tienen en cuenta los plazos del último proyecto, el de Milán, que se anunció en 2018 y estará operativo a lo largo de 2020. En este sentido, terceras empresas que deben asegurar servicios esenciales para un complejo electrónico, como son la electricidad y la fibra óptica, llevan meses trabajando en dimensionar la infraestructura necesaria. Como todas las partes implicadas, están sujetas a contratos de confidencialidad.

Amazon pretende comercializar para terceros todo tipo de servicios tecnológicos e informáticos, de modo que las empresas podrán subir aplicaciones, alojar sus webs o encargar complejos cálculos. Como la propia compañía explica en su web, se constituyó para ofrecer "el entorno informático en la nube más flexible, fiable, escalable y seguro con el rendimiento de red global de mayor calidad disponible en la actualidad". Entre sus clientes hay compañías de todos los sectores como Siemens, Enel, General Electric, Bankinter, Philips, Atresmedia, Netflix, Airbnb, Expedia o la Filarmónica de Berlín.

En cada uno de los tres complejos de Aragón llegarán a trabajar hasta un máximo de cien personas, la mayoría de alta cualificación. De ahí el interés que tuvo desde un principio la multinacional en conocer al detalle la potencialidad de la Universidad de Zaragoza en estudios técnicos, uno de los puntos críticos para tomar una decisión definitiva sobre el emplazamiento en la Comunidad.

Si quieres compartir...