• Actualidad Internacional
  • 24 de Oct, 2019

Mark Parker renuncia a su puesto como CEO de Nike

Mark Parker, consejero delegado del fabricante de material deportivo Nike desde 2006, dejará las riendas ejecutivas de la compañía el año que viene. Su sustituto será John Donahoe, máximo ejecutivo de la firma de servicios en la nube ServiceNow, en una estrategia que pretende acelerar la transición tecnológica de la empresa estadounidense.

Parker deja la compañía en un buen momento, cuando sus acciones se encuentran en máximos históricos en Bolsa. Los títulos de Nike cotizan por encima de los 96 dólares, tras revalorizarse un 26% desde enero, y su capitalización está a punto de alcanzar los 150.000 millones de dólares.

Los resultados trimestrales de Nike superaron las previsiones más optimistas y explican parte de la euforia de los inversores. En su primer trimestre fiscal, la multinacional registró un beneficio de 1.367 millones de dólares, lo que equivale a un incremento del 25%. La facturación se elevó un 7%, hasta 10.660 millones de dólares.

La estrategia online y de venta directa a los consumidores en la que está inmerso el grupo ha permitido un aumento considerable de los márgenes de rentabilidad de Nike, que, además, sigue mostrándose fuerte en el mercado chino a pesar de la guerra de aranceles.

Donahoe asumirá el cargo de consejero delegado en enero, mientras Parker se convertirá en presidente del consejo. 

Parker señaló en un comunicado que la “experiencia de Donahoe en comercio digital, tecnología, estrategia global y liderazgo, combinada con su fuerte relación con la marca, lo hacen ideal para acelerar nuestra transformación digital”.

Si quieres compartir...