• Performance
  • 09 de Abr, 2019

Arena presenta su nueva colección One, tecnología al servicio de la natación

A lo largo de más de cuatro décadas, arena ha construido una tradición basada en los conocimientos tecnológicos, el diseño innovador y las aportaciones de los atletas. Todo ello le ha llevado a crear productos imbatibles en su clase, para que cada sesión de natación resulte lo más efectiva y gratificante posible, tanto si el nadador los utiliza en una competición, entrena para mantenerse en forma o, simplemente nada por placer.

Ahora, la marca ha vuelto a subir el listón con la nueva TECNOLOGÍA ONE aplicada a bañadores y gafas. Los bañadores con TECNOLOGÍA ONE están fabricados en una sola pieza. La ausencia de costuras proporciona una mayor libertad de movimiento, garantiza una durabilidad excepcional y se convierte en la revelación de una nueva era en el diseño de trajes de baño.

El bañador de competición Powerskin R-Evo One, con una única costura soldada, fue el precursor de este revolucionario sistema de construcción y aporta una libertad de movimiento absoluta, una mayor sensación de confort en el agua y una elasticidad uniforme.

Esa misma innovación tecnológica resulta accesible a todos los nadadores en una nueva gama de bañadores de entrenamiento, que ofrece todas las ventajas derivadas de la construcción de una sola pieza y que constituye la evolución tecnológica más avanzada en el desarrollo de bañadores de entrenamiento para nadadores competitivos y fitness.

Por su parte en THE ONE GOGGLES, las gafas también están construidas en una sola pieza y cuentan con un nuevo diseño de junta que garantiza un ajuste cómodo y hermético para todas las estructuras faciales, satisfaciendo las necesidades de rendimiento de todo nadador, independientemente de sus objetivos.

El área que rodea la cavidad ocular, denominado órbita, es la parte más importante del rostro desde el punto de vista del diseño de gafas de natación. Es en esta zona, donde la junta de las gafas debe crear un ajuste hermético que garantice una experiencia cómoda, segura y sin distracciones en el agua. Por eso, el equipo de I+D de arena inició un estudio fisionómico centrado en la órbita, para identificar rasgos comunes en las distintas estructuras faciales humanas. El resultado de esta investigación es el nueva tecnología Orbit- Proof de arena , que incorpora una junta con un innovador diseño que evita las zonas de la órbita que, por su movimiento, pueden interferir en el efecto de succión de las gafas. Pero las gafas THE ONE no solo proporcionan un ajuste hermético, independientemente de las características fisionómicas de cada deportista, sino que además aportan:

• Visión lateral panorámica.
La amplitud de su lente aporta una visión nítida frontal y lateral, ideal para mantener la trayectoria en sesiones de entrenamiento en piscinas abarrotadas.

• Protección sin distorsiones.
La incorporación de lentes duras de policarbonato aporta un tratamiento antivaho, y una visibilidad totalmente nítida, sin distorsiones. A su vez, el policarbonato protege contra cualquier contacto externo.

• Confort máximo.
La construcción en una sola pieza aporta un confort insuperable debido a que las gafas se comportan como una estructura unitaria.

• Facilidad de uso gracias a su horquilla regulable de fácil manipulado, que permiten al nadador crean un ajuste a medida.

En resumidas cuentas, la colección ONE de arena supone toda una revolución en cuanto a comodidad, libertad de movimiento, ligereza y durabilidad.
 

Si quieres compartir...