• Opinión
  • 21 de Mar, 2019

Opinión: Desafío Digital, por Andrés de la Dehesa

“Los mejores líderes del mundo son lo sufi cientemente inteligentes como para entender que no lo saben todo. De hecho, mantienen sus oídos abiertos y siempre están buscando aprender. Cuando dejas de aprender, dejas de crecer y mejorar. Ser un líder no se trata de tener las respuestas, se trata de trabajar para encontrarlas”.

Klaus Schwab, fundador y presidente del World Economic Forum, comentó en la pasada edición de Davos: “Vivimos un ritmo sin precedentes en lo que llamamos cambio tecnológico y esto signifi ca que nuestros sistemas de salud, transporte, comunicación, producción, distribución y energía se transformarán completamente. Gestionar ese cambio requerirá, no sólo de nuevos marcos para la cooperación nacional y multinacional sino, también, de un nuevo modelo de educación, complementado con programas específi cos para enseñar nuevas habilidades a los trabajadores. Recurriendo a avances en robótica e inteligencia artifi cial en el contexto del envejecimiento de las sociedades, tendremos que pasar de una narrativa de producción y consumo a una de compartir y cuidar a las personas”. Todo ello supone un verdadero desafío en un país como el nuestro, con la esperanza de vida más alta del mundo, y donde somos capaces de, en vez de compartir TAXI y VTC, forzar la salida de éstos últimos pseudo legislando.

Hoy en día hay que analizar y vender a un cliente detallista por el verdadero potencial de venta de nuestra marca y no, como hasta ahora, por su hipotético potencial de compra.

Bajando a un desafío más próximo, hemos detectado la necesidad de defi nir un nuevo puesto de trabajo que no existe ni en nuestro sector ni en el resto. Normalmente suele estar relacionado con el departamento de marketing, por aquello de que es en marketing donde se trabaja fundamentalmente con datos. Ahora, ese “nuevo lugar”, está más vinculado con un ingeniero, un físico o un matemático que con el perfi l clásico de “marketero” porque lo verdaderamente necesario es tener ciertos conocimientos sobre modelos predictivos o sobre Inteligencia Artificial.

Hoy en día hay que analizar y vender a un cliente detallista por el verdadero potencial de venta de nuestra marca y no, como hasta ahora, por su hipotético potencial de compra. Las grandes marcas, que cada vez trabajan más con estos “modelos comerciales”, han sido las primeras en contratar profesionales que se aproximan al perfi l descrito anteriormente, pero queda mucho por hacer para cubrir el desafío.

Pero regresemos al inicio. De quien verdaderamente depende la decisión es de los líderes de las marcas y de las tiendas. Y parafraseo de nuevo: “No se trata de tener las respuestas, se trata de trabajar para encontrarlas”.

Si quieres compartir...